2012 IMPACT FACTOR: 1.274

Nefrologia 2011;31(2):155-161 | Doi. 10.3265/Nefrologia.pre2011.Feb.10829
Evolución de las plazas asignadas a nefrología en las convocatorias MIR (1985-2008)
Trends in resident positions offered in nephrology (1985-2008)

Enviado a Revisar: 3 Feb. 2011 | Aceptado el: 4 Feb. 2011  | En Publicación: 22 Mar. 2011
C. Bernis Carro, Comisión Nacional de la Especialidad de Nefrología en España*
Servicio de Nefrología. Hospital Universitario La Princesa. Madrid
Correspondencia para C. Bernis Carro, Servicio de Nefrología, Hospital Universitario La Princesa, Diego Leon 62, 28002, Madrid
E-mail: cbernis@senefro.org
*Grupo Formado por:

Presidente: F. Ortega Suárez. Vicepresidente y Secretario: C. Quereda Rodríguez-Navarro. Vocales: A. Martínez Castelao, J.L. Górritz Teruel, R. Matesanz Acedos, A. Sanz Boix, P. Abáigar Luquin, A. Sánchez Casajús, C. Bernis Carro, I. Auyanet Saavedra, M.J. Pérez Sáez.

Tabla 1 - Evolución de las plazas adjudicadas a nefrología en las convocatorias MIR (1985-2008)
Tabla 2 - Resumen de los centros pedidos en los cinco primeros puestos en el MIR de nefrología (1985-2008)
Figura 1 - Evolución de las plazas MIR de nefrología adjudicadas 1985-2008.
Figura 2 - Distribución por sexos de las plazas MIR de nefrología adjudicadas 1985-2008
Figura 3 - Calificación media de los MIR de nefrología 1985-2008.
Figura 4 - Puesto medio de los MIR de nefrología 1985-2008.
Figura 5 - MIR de nefrología: evolución del primer puesto 1985-2008.
Figura 6 - MIR de nefrología: evolución del último puesto 1985-2008.
Resumen

Analizamos la evolución de las plazas asignadas a nefrología en la convocatoria MIR desde 1985 a 2008. Se recoge el número de plazas y se calculan la calificación media anual y el número de orden promedio. El número de plazas adjudicadas ha aumentado un 464% (de 17 a 96), con una progresiva feminización que llega al 72,5% en los últimos años. La calificación media anual de los candidatos ha disminuido de 435 a 377 puntos y el puesto medio  de elección se ha ido retrasando del 233 al 3.457. Los datos sugieren una pérdida de atractivo de la especialidad que debe llevar a examinar y corregir los factores implicados. 

 

Abstract

This article reviews the trends in positions of internal medicine resident (IMR) assigned to nephrology in Spain from 1985 to 2008. We analyse the number of positions, the changes of average points received (435 to 377), and the average position for nephrology (253 to 3457). We also observed the distribution by sex for the candidates (from 42% to 72% feminisation) over the 24 years examined. Nephrology is positioned 29th of the 47 specialities offered on Spanish IMR training programmes. These data should be an indication to all nephrologists that change is needed. We must examine which factors are involved in the lessening interest in Nephrology as a career among medical graduates and then strive to resolve the problems.

Palabras clave: Docencia, Especialización, Nefrología, Educación, Feminización Key Words: Teaching, Fellowship, Nephrology, Education, Feminization

 

INTRODUCCIÓN

 

El futuro de la nefrología depende, en gran parte, de la capacidad de desarrollar programas atractivos con capacidad de interesar a candidatos motivados1.  

Recientemente, el acceso y la formación en la especialidad de nefrología han suscitado importantes reflexiones, tanto en nuestro país2,3 como fuera de él4-6.

En el presente trabajo nos proponemos aportar al debate los datos concretos de la evolución de la adjudicación de plazas MIR de nefrología en España en los últimos 24 años.

 

MATERIAL Y MÉTODOS

 Recogemos los datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad sobre las plazas adjudicadas desde 1985 a 2008. Sobre estos datos desagregados individualmente calculamos cada año la calificación media (incluye suma de nota y currículum) y el número de orden promedio. Recogemos el número de orden del primero y del último residente que elige la especialidad cada año, así como la cantidad de plazas adjudicadas y su distribución por sexos.

 

RESULTADOS

 En la tabla 1 puede verse el resumen de datos.

El número de plazas adjudicadas a nefrología se ha incrementado de 17 a 96, un 464% a lo largo del período (figura 1). Existe una importante variación en la composición por sexos (figura 2). Considerando todo el período, las nefrólogas suponen el 65,1%. En los primeros 5 años el porcentaje representaba un 42,2% frente al 72,4% de los últimos 10 años, en los que la proporción parece bastante estabilizada.

La calificación media anual de las plazas adjudicadas a nefrología ha ido disminuyendo de 435 a 377 puntos (figura 3). El puesto medio según el año tiene una clara tendencia a irse retrasando del 253 al inicio del período hasta el 3.457 al final (figura 4). La evolución del número de orden del primer MIR que elige la especialidad de nefrología es sumamente variable (figura 5). La evolución del último número que elige la especialidad se ha movido siempre hacia atrás pasando del puesto 937 al puesto 5.485 (figura 6).

En la tabla 2 se recoge la relación de los hospitales pedidos por los cinco primeros puestos del MIR de nefrología durante el período estudiado.

 

DISCUSIÓN

El número de plazas MIR de nefrología adjudicadas a lo largo del período se ha incrementado de forma notable hasta el año 2009. Este incremento del 464% está en el contexto general de las plazas de especialista convocadas dentro de la política del Ministerio de Sanidad7 y las Comisiones Clínicas Nacionales de la Especialidad2. Es destacable que dicho incremento hace que la especialidad se sitúe entre las tres especialidades médicas que más han aumentado8. Existía recientemente un déficit de nefrólogos para cubrir las necesidades estimadas2 y unas previsiones de crecimiento de la demanda en el escenario de cambios poblacionales con importante envejecimiento2,3. No obstante, este ritmo de incremento de especialistas podría, de mantenerse, llevar a un «superávit» de nefrólogos según el último informe actualizado en 2009 de González López Valcárcel y Patricia Barber sobre la «Oferta y necesidad de médicos especialistas en España 2008-2025»8. En este sentido, la Comisión de la Especialidad ha aprobado una reducción de la oferta de plazas convocadas. El cálculo de las necesidades es siempre aproximado y difícil2,7,9, ya que se establece en parte en función de la población activa de nefrólogos o su edad2,7,8, pero también dependiendo de las previsiones de crecimiento poblacional y de las decisiones de prioridad en salud, lo que lleva a varios escenarios posibles.

En cuanto a la composición por sexos, existe un incremento importante de las mujeres. La feminización de la medicina es un proceso conocido que se ha consolidado en todos los países a lo largo del los últimos 30 años9-11. Considerando todo el período, las mujeres que acceden al MIR de nefrología suponen el 65,1%. En los primeros 5 años del período representaron un 42,2% frente al 72,4% de los últimos 10 años, con una proporción que parece bastante estabilizada. Considerando toda la población MIR, la feminización es del 80%8. En los datos de formación en EE.UU. de nefrología las mujeres son el 30%5. Los datos europeos de formación en nefrología no están desagregados de los de medicina interna, en los que se recoge un fenómeno similar14. La aportación de las mujeres al total de la nefrología activa profesionalmente en España es del 42,8%8, en un rango alto sólo inferior en las especialidades médicas a hematología (52%), medicina de familia (49,2%) o pediatría (60,1%)8. En Francia, la participación de las mujeres en nefrología es aún mayor13. Sobre las formas de integración y participación en la especialidad de las nefrólogas en España existe un trabajo reciente en la revista Nefrologia15.

En nuestro análisis, la calificación media anual de las plazas adjudicadas a nefrología ha ido disminuyendo de 435 a 377 puntos (figura 3). El puesto medio según el año tiene una clara tendencia a irse retrasando del 253 al inicio del período hasta el 3.457 (figura 4); la evolución del último número que elige la especialidad se ha movido siempre hacia atrás pasando del puesto 937 al puesto 5.485 (figura 6). Todos estos datos nos muestran que nuestra especialidad está resultando cada vez menos atractiva para los jóvenes profesionales. La nefrología se elige en el puesto 29 de las 47 especialidades ofertadas en el MIR8. En el análisis de la formación en EE.UU. llama la atención de la dificultad de cubrir los puestos de formación de nefrología con médicos del país, siendo una de las especialidades que tienen mayor número de profesionales extranjeros, con un 41%5.

En los últimos años ha destacado la alta tasa de abandonos en algunas especialidades después de su adjudicación. En este aspecto, parece que una vez captados para los programas de nefrología el abandono de nuestros residentes no es alto. Así, entre los abandonos de plazas adjudicadas, la nefrología epresenta un 6%, similar al porcentaje de medicina interna, con el 5,8%, inferior al de bioquímica (40%) y superior al de cardiología (1,4%)8.

Los datos en cuanto al primer puesto pedido (figura 5) y a los hospitales más demandados en los primeros cinco puestos son curiosos, pero bastante anecdóticos (tabla 2). En la elección personal de estos pocos puestos pueden influir múltiples causas, desde el tamaño de la población del centro, la existencia de universidad con facultad de medicina o el número de plazas ofertadas, entre otros.

En resumen, nuestro trabajo sugiere una pérdida de atractivo de la especialidad en España, que también se recoge y preocupa en otros países4-6,16. Los factores sin duda son múltiples, desde las perspectivas del mercado de trabajo hasta los contenidos y las formas del programa docente. Conocer la situación de la especialidad y recabar las opiniones de los implicados es un paso importante3,6. Como nefrólogos en activo tenemos que ser capaces de desarrollar programas atractivos con capacidad de interesar a candidatos motivados, introduciendo innovación, entusiasmo, intensidad e integridad16.

Se ha producido un cambio en la concepción de la enseñanza médica hacia una formación basada en evaluación de competencias, nuevas técnicas que incluyen la simulación y la incorporación de la evidencia como instrumento docente1,3,4,18. Aunque en la especialidad de nefrología aún hay pocas publicaciones, existen oportunidades para desarrollar nuevas técnicas de educación. Destaca que la nefrología intervencionista ha aportado trabajos interesantes que relacionan el proceso de aprendizaje con los resultados19-21.

 

NOTA DEL EDITOR:

Sin duda el contenido de este artículo, es de gran importancia para el futuro de la nefrología española. Los editores invitan a los nefrólogos españoles a enviar sus opiniones y comentarios sobre este trascendente asunto utilizando el formato "Cartas al Director".

Referencias Bibliográficas

1. Perazella MA. Nephrology fellowship training in the 21st century: where do we stand? Clin J Am Soc Nephrol 2010;5(3):387-9.[Pubmed]

2. Ortega Suárez F. Situación de la especialidad de Nefrología en relación a las necesidades de nefrólogos y a su formación. Nefrologia 2008;28(3):241-4.[Pubmed]

3. Quereda C, por la Comisión Nacional de la Especialidad de Nefrología en España (Presidente: F. Ortega Suárez. Vicepresidente y Secretario: C. Quereda Rodríguez-Navarro. Vocales: A.L. Martín de Francisco Hernández, R. Matesanz Acedos, R. Alcázar Arroyo, A. Sanz Boix, C. Bernis Carro, P. Abaigar Luquin, A. Sánchez Casajús, E. Mérida Herrero, M.A. García Pérez). Algunos aspectos de la situación de la formación de especialistas en España. Nefrologia. 2008;28(3):263-71.[Pubmed]

4. Parker MG. Nephrology training in the 21st century: toward outcomes-based education. Am J Kidney Dis 2010;56(1):132-42.[Pubmed]

5. Rosenberg ME. Adult nephrology fellowship training in the United States: trends and issues. J Am Soc Nephrol 2007;18(4):1027-33. Epub 2007 Feb 28.[Pubmed]

6. Berns JS. A survey-based evaluation of self-perceived competency after nephrology fellowship training. Clin J Am Soc Nephrol 2010;5(3):490-6.[Pubmed]

7. González López Valcárcel B, Barber P, del Grupo de Investigación de Economía de la Salud de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria «Oferta y necesidad de médicos especialistas en España 2006-2030», marzo 2007. Accesible en: http://www.mspsi.es/profesionales/formacion/docs/necesidadesEspecialistas06_30.pdf

8. González López Valcarcel B, Barber P, del Grupo de Investigación de Economía de la Salud de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria «Oferta y necesidad de médicos especialistas en España 2008-2025», marzo 2009. Accesible en: http://www.mspsi.es/profesionales/formacion/docs/necesidadesEspecialistas2008_2025.pdf

9. Matesanz R. Las necesidades de especialistas: el hilo de Ariadna. Nefrologia 2005;25:589-90[Pubmed]

10. Bernis Carro C, Cámara González C. Liberación y utopía. En: Durán MA (ed.). La mujer y la medicina. Akal, 1982. 

11. Levinson W, Lurie N. When most doctors are women: What lies ahead? Ann Intern Med 2004;141:471-4.[Pubmed]

12. Arrizabalaga P, Bruguera M. Feminización y ejercicio de la medicina. Med Clin (Barc) 2009;133(5):184-6.[Pubmed]

13. Arrizabalaga P. Feminización y ejercicio de la nefrología. Nefrologia 2010;30:1010-3.

14. Palsson R, Kellett J, Lindgren S, Merino J, Semple C, Sereni D; For the EFIM/UEMS Working Group on Competencies in Internal Medicine in Europe. Core competencies of the European internist: A discussion paper. Eur J Intern Med 2007;18(2):104-8.[Pubmed]

15. Legmann M, Kahn Bensaude I, Romestaing P. Atlas de la démographie médicale en France. Situation au Javier  2009. Conseil National de l Ordre des Médicins. Accesible http:www.web.ordre.medecin.fr/demographie/atlas2009.pdf

16. Kohan DE, Rosenberg ME. Nephrology training programs and applicants: a very good match. Clin J Am Soc Nephrol 2009;4(1):242-7.[Pubmed]

17. Barrio Lucia V, García López F, Quereda Rodríguez-Navarro C. Los suplementos de Nefrología basada en la evidencia como instrumento para la formación continuada. Nefrologia 2008;28(Suppl 2):1.[Pubmed]

18. Niyyar VD, Work J. Interventional nephrology: core curriculum 2009. Am J Kidney Dis 2009;54(1):169-82.[Pubmed]

19. Goh BL, Ganeshadeva Yudisthra M, Lim TO. Establishing learning curve for Tenckhoff catheter insertion by interventional nephrologist using CUSUM analysis: how many procedures and in which situation? Semin Dial 2009;22(2):199-203.[Pubmed]

20. Haq NU, Sayeed S, Ali SA. Impact of training in interventional nephrology on hemodialysis vascular access types. Semin Dial 2009;22(1):90-2.[Pubmed]

21. Vachharajani TJ, Moossavi S, Salman L, Wu S, Maya ID, Yevzlin AS, et al. Successful models of interventional nephrology at academic medical centers. Clin J Am Soc Nephrol 2010;5(11):2130-6.[Pubmed]


# 1 - Pilar Arrizabalaga Clemente

Muchas gracias por la interesante iniciativa de la ComNacEsp cuyos datos confirman la sospecha que hemos ido teniendo en los últimos años indicativos de la pérdida de atractivo de la especialidad. Ahora y siguiendo el editorial del Presidente tendremos que pensar en ideas de mejora.

Comentarios
Nombre*: Apellido*:
E-mail*:
Hospital*:
Dirección:
C.P.: País:
Comentario*:
(450 Palabras)
Código de Seguridad*:
* Campos Requeridos
Enviar
Enviar Enviar Enviar
Enviar
Órgano Oficial de la Sociedad Española de Nefrología