Información de la revista
Vol. 20. Núm. 5.Octubre 2000
Páginas 0-476
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 20. Núm. 5.Octubre 2000
Páginas 0-476
Acceso a texto completo
Hipercalcemia en las enfermedades granulomatosas
Visitas
16422
R. PECES
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
NEFROLOGÍA. Vol. XX. Número 5. 2000 EDITORIAL Hipercalcemia en las enfermedades granulomatosas R. Peces Servicio de Nefrología. Hospital Central de Asturias. Oviedo. La hipercalcemia se observa a menudo en diversas enfermedades granulomatosas, siendo las más frecuentes la sarcoidosis y la tuberculosis, aunque también se puede presentar en otros procesos como la granulomatosis de Wegener, la enfermedad de Crohn, el linfoma de Hodgkin y otros linfomas malignos, la granulomatosis hepática, la enfermedad por arañazo de gato y en un paciente con SIDA e infección por pneumocistis carinii 1-16. Donde mejor se han estudiado los mecanismos de la alteración del metabolismo del calcio ha sido en la sarcoidosis. Aproximadamente 30 a 50% de los pacientes con esta enfermedad tienen hipercalciuria, y 10 a 20% desarrollan hipercalcemia 3. La anomalía primaria resulta de un incremento en la absorción intestinal de calcio, inducido por la elevación de los niveles de calcitriol que se produce en el tejido granulomatoso. Un aumento en la reabsorción ósea producida por el calcitriol puede ser un factor contribuyente 2. Se ha comprobado que la anomalía del metabolismo del calcitriol se encuentra también en los sujetos que son normocalcémicos y normocalciúricos 17. Este mismo mecanismo es el responsable de la hipercalcemia en la tuberculosis 18-20. En los pacientes con enfermedad de Hodgkin y con otros linfomas, el incremento en la síntesis de calcitriol en los ganglios linfáticos, parece ser también el mecanismo responsable de la hipercalcemia 9, 10. En estos casos, la producción anormal de calcitriol puede ser más frecuente de lo que sugiere la incidencia de hipercalcemia 10, 13. Aproximadamente 5 a 15% de los pacientes con estos linfomas tienen hipercalcemia, hasta el 71% desarrollan hipercalciuria y el 18% presentan niveles elevados de calcitriol 9, 10. Correspondencia: Dr. R. Peces Servicio de Nefrología Hospital Central de Asturias Celestino Villamil, s/n 33006 Oviedo En los sujetos normales, la conversión de 25(OH)D3 a calcitriol tiene lugar en el riñón mediante la acción de la 1-hidroxilasa, que está bajo el control fisiológico de la PTH y de la concentración de fosfato sérico. La hipercalcemia debe suprimir la liberación de PTH y por tanto la producción de calcitriol. La ausencia de supresión de la síntesis de calcitriol, en la sarcoidosis y en otros procesos granulomatosos, es debida a la producción extrarrenal de calcitriol, independiente de PTH, a partir de 25(OH)D3 por las células mononucleares activadas (fundamentalmente macrófagos) en el pulmón y en los ganglios linfáticos 2, 18, 19. La evidencia de síntesis extrarrenal de calcitriol es doble. Por un lado, la descripción de algunos casos aislados de hipercalcemia y niveles elevados de calcitriol en sujetos anéfricos con sarcoidosis o tuberculosis 21-26. En este sentido, el artículo de Peces y Díaz Corte que acompaña a este número de Nefrología, en el que se recogen tres casos de tuberculosis en diálisis, proporciona una evidencia adicional. Por otro lado, la comprobación de conversión de 25(OH)D3 en calcitriol, in vitro, en los macrófagos alveolares y en los ganglios linfáticos obtenidos de pacientes hipercalcémicos con sarcoidosis y tuberculosis 2, 18, 19. Normalmente, la síntesis de calcitriol en los monocitos/macrófagos es autorregulada por una retroalimentación negativa que previene el exceso de producción. En comparación, los monocitos de los pacientes con enfermedades granulomatosas producen más calcitriol, y son resistentes al normal control del mecanismo de retroalimentación que regula la producción de calcitriol. Estos efectos parecen estar mediados por el interferón gamma 27. Se conoce que, además de su papel regulador del metabolismo del calcio, la vitamina D interviene también como una importante hormona inmunomoduladora 28. El 1,25(OH)2D3 activa los monocitos y suprime la proliferación de linfocitos, regula la producción de inmunoglobulinas y la síntesis de cito393 R. PECES quinas. Los estudios in vitro han demostrado que los metabolitos de la vitamina D incrementan la capacidad de los monocitos humanos de inhibir el crecimiento intracelular del Mycobacterium tuberculosis, lo que indica la existencia de un mecanismo mediante el cual la vitamina D puede estimular la inmunidad frente a este patógeno 29-33. Por otro lado, algunas evidencias epidemiológicas han puesto de manifiesto la presencia de factores ambientales y genéticos del huésped, que pueden influir de forma importante en el pronóstico de la infección 34, 35. La vitamina D ejerce sus efectos por la vía del receptor de la vitamina D (RVD), que se encuentra presente en los linfocitos T y B activados. Los resultados de un reciente informe sugieren que la interacción de los factores ambientales y de los polimorfismos del gen del RVD influye en la susceptibilidad a la tuberculosis 36. En resumen, el desarrollo de hipercalcemia secundaria al incremento en la síntesis extrarrenal de 1,25(OH)2D3, puede depender de la actividad inmunológica de los macrófagos. La susceptibilidad a infecciones como la tuberculosis, depende de esta respuesta inmunitaria, pero también del estado de la vitamina D y de los polimorfismos genéticos del RVD. El tratamiento de la hipercalcemia en estos casos debe estar dirigido a reducir la absorción intestinal de calcio y la síntesis de calcitriol. Esto puede conseguirse mediante una reducción de la ingesta de calcio (no más de 400 mg/día), eliminando los suplementos de vitamina D en la dieta, evitando la exposición al sol y administrando dosis bajas de esteroides. En la sarcoidosis pueden ser suficientes dosis de prednisona de 10 a 30 mg/día, aunque en algunos pacientes con linfomas es necesario utilizar, a veces, dosis mayores. Otros procesos como la granulomatosis hepática también pueden beneficiarse del tratamiento esteroideo 14. El mecanismo de acción de los esteroides es por inhibición de la síntesis de calcitriol por las células mononucleares activadas (inhibición de la 1-hidroxilasa), aunque también puede contribuir la inhibición de la absorción intestinal de calcio y de la actividad osteoclástica. Aquellos pacientes con sarcoidosis que no responden a la prednisona, pueden ser tratados eficazmente con un antipalúdico como la cloroquina o la hidroxicloroquina, que actúan disminuyendo la actividad inflamatoria de la enfermedad y, parece ser que también, disminuyen la conversión de 25(OH)D3 a 1,25(OH)2D337-39. Otra alternativa es el empleo de ketoconazol, que puede bajar las concentraciones de calcio disminuyendo la producción de calcitriol en la sarcoidosis, en la tuberculosis y probablemente también en otras enfermedades granulomatosas 40-42. El ketoconazol actúa inhibiendo varias enzimas del citocromo P-450, 394 una de las cuales es un componente de la 1-hidroxilasa que convierte el 25(OH)D3 en 1,25(OH)2D3. Por lo tanto, disminuye la producción de calcitriol renal y extrarrenal. Por último, en los pacientes con tuberculosis el tratamiento específico de la infección debe corregir el exceso de producción de calcitriol y la hipercalcemia. BIBLIOGRAFÍA 1. Adams JS: Vitamin D metabolite-mediated hypercalcemia. Endocrinol Metab Clin North Am 18: 765-778, 1989. 2. Insogna KL, Dreyer BE, Mitnick M, Ellison AF, Broadus AE: Enhanced production rate of 1,25-dihydroxyvitamin D in sarcoidosis. J Clin Endocrinol Metab 66: 72-75, 1988. 3. Sharma OP: Vitamin D, calcium, and sarcoidosis. Chest 109: 535-539, 1996. 4. Edelson GW, Talpos GB, Bone HG III: Hypercalcemia associated with Wegener's granulomatosis and hyperparathyroidism: etiology and management. Am J Nephrol 13: 275-277, 1993. 5. Shaker JL, Redlin KC, Warren GV, Findling JW: Case report: hypercalcemia with inappropriate 1,25-dihydroxyvitamin D in Wegener's granulomatosis. Am J Med Sci 308: 115-118, 1994. 6. Bosch X, López-Soto A, Morelló A, Olmo A, Urbano-Márquez A: Vitamin D metabolite-mediated hypercalcemia in Wegener 's granulomatosis. Mayo Clin Proc 72: 440-444, 1997. 7. Bosch X: Hypercalcemia due to endogenous overproduction of 1,25-dihydroxyvitamin D in Crohn's disease. Gastroenterology 114: 1061-1065, 1998. 8. Breslau NA, McGuire JL, Zerwekh JE, Frenkel EP, Pak CY: Hypercalcemia associated with increased serum calcitriol levels in three patients with lymphoma. Ann Intern Med 100: 1-6, 1984. 9. Seymour JF, Gagel RF: Calcitriol: The major humoral mediator of hypercalcemia in Hodgkin's disease and non-Hodgkin's lymphomas. Blood 82: 1383-1394, 1993. 10. Seymour JF, Gagel RF, Hagemeister FB, Dimopoulos MA, Cabanillas F: Calcitriol production in hypercalcemic and normocalcemic patients with non-Hodgkin's lymphoma. Ann Intern Med 121: 633-640, 1994. 11. Rosenthal N, Insogna KL, Godsall JW, Smaldone L, Waldron JA, Stewart AF: Elevations in circulating 1,25-dihydroxyvitamin D in three patients with lymphoma-associated hypercalcemia. J Clin Endocrinol Metab 60: 29-33, 1985. 12. Devogelaer JP, Lambert M, Boland B, Goldfraind C, Noel H, Nagant de Deuxchaisnes C: 1,25-dihydroxyvitamin D-related hypercalcemia in lymphoma: two cases reports. Clin Rheumatol 9: 404-410, 1990. 13. Davies M, Hayes ME, Yin JA, Berry JL, Mawer EB: Abnormal synthesis of 1,25-dihydroxyvitamin D in patients with malignant lymphoma. J Clin Endocrinol Metab 78: 1202-1207, 1994. 14. Hardy P, Moriniere PH, Tribout B y cols.: Liver granulomatosis is not an exceptional cause of hypercalcemia with hypoparathyroidism in dialysis patients. J Nephrol 12: 398-403, 1999. 15. Bosch X: Hypercalcemia due to endogenous overproduction of active vitamin D in identical twins with cat-scratch disease. JAMA 279: 532-534, 1998. 16. Ahmed B, Jaspan JB: Case report: Hypercalcemia in a patient with AIDS and pneumocystic carinii pneumonia. Am J Med Sci 306: 313-316, 1993. HIPERCALCEMIA EN GRANULOMATOSIS 17. Basili JN, Liel Y, Shary J, Bell NH: Increased calcium intake does not suppress circulating 1,25-dihydroxyvitamin D in normocalcemic patients with sarcoidosis. J Clin Invest 91: 1396-1398, 1993. 18. Cadranel J, Hance AJ, Milleron B, Paillard F, Akoun GM, Garabedian M: Vitamin D metabolism in tuberculosis. Production of 1,25(OH)2D3 by cells recovered by bronchoalveolar lavage and the role of this metabolite in calcium homeostasis. Am Rev Respir Dis 138: 984-989, 1988. 19. Cadranel J, Garabedian M, Milleron B, Guillozo H, Akoun GM, Hance AJ: 1,25(OH)2D3 production by T lymphocytes and alveolar macrophages recovered by lavage from normocalcemic patients with tuberculosis. J Clin Invest 85: 15881593, 1990. 20. Martínez ME, González J, Sánchez-Cabezudo MJ y cols.: Evidence of absortive hypercalciuria in tuberculosis patients. Calcif Tissue Int 53: 384-387, 1993. 21. Barbour GL, Coburn JW, Slatopolsky E, Norman AW, Horst RL: Hypercalcemia in an anephric patient with sarcoidosis: evidence for extrarenal generation of 1,25-dihydroxyvitamin D. N Engl J Med 305: 440-443, 1981. 22. Maesaka JK, Batuman V, Pablo NC, Shakamuri S: Elevated 1,25-dihydroxyvitamin levels. Occurrene with sarcoidosis with end-stage renal disease. Archs Intern Med 142: 12061207, 1982. 23. Kalantar-Zadeh K, Neumayer HH, Wünsch PH, Luft FC: Hypercalcaemia and sarcoidosis in an anephric dialysis patient. Nephrol Dial Transplant 9: 829-831, 1994. 24. Gkonos PJ, London R, Hendler ED: Hypercalcemia and elevated 1,25-dihydroxyvitamin D levels in a patient with endstage renal disease and active tuberculosis. N Engl J Med 311: 1683-1685, 1984. 25. Bell NH, Shary J, Shaw S, Turner RT: Hypercalcemia associated with increased circulatory 1,25-dihydroxyvitamin D in a patient with pulmonary tuberculosis. Calcif Tissue Int 37: 588-591, 1985. 26. Felsenfeld AJ, Drezner MK, Llach F: Hypercalcemia and elevated calcitriol in a maintenance dialysis patient with tuberculosis. Arch Intern Med 146: 1941-1945, 1986. 27. Dusso AS, Kamimura S, Gallieni M, Zhong M, Negrea L, Shapiro S: Gamma-interferon-induced resistance to 1,25(OH)2D3 in human monocytes and macrophages: A mechanism for the hypercalcemia of various granulomatoses. J Clin Endocrinol Metab 82: 2222-2232, 1997. 28. Cippitelli M, Santoni A: Vitamin D3: a transcriptional modulator of the interferon-gamma gene. Eur J Immunol 28: 30173030, 1998. 29. Rook GAW, Steele J, Fraher L, Barker S, Karmali R, O'Riordan J: Vitamin D3, gamma interferon, and control of prolife- 30. 31. 32. 33. 34. 35. 36. 37. 38. 39. 40. 41. 42. ration of Mycobacterium tuberculosis by human monocytes. Immunology 57: 159-163, 1986. Rook GAW, Taverne J, Leveton C, Steele J: The role of gammainterferon, vitamin D3 metabolites and tumor necrosis factor in the pathogenesis of tuberculosis. Immunology 62: 229-234, 1987. Denis M: Killing of Mycobacterium tuberculosis within human monocytes: activation by cytokines and calcitriol. Clin Exp Immunol 84: 200-206, 1991. Rockett KA, Brookes R, Udalova I, Vidal V, Hill AV, Kwiatkowski D: 1,25-Dihydroxyvitamin D3 induces nitric oxide synthase and suppresses growth of Mycobacterium tuberculosis in a human macrophage-like cell line. Infect Immun 66: 5314-5321, 1998. Newport MJ, Huxley CM, Huston S y cols.: A mutation in the interferon- receptor gene and susceptibility to mycobacterial infection. N Engl J Med 335: 1941-1949, 1996. Chan TY: Differences in vitamin D status and calcium intake: possible explanations for the regional variations in the prevalence of hypercalcemia in tuberculosis. Calcif Tissue Int 60: 91-93, 1997. Bellamy R: Evidence of gene-environment interaction in development of tuberculosis. Lancet 355: 588-589, 2000. Wilkinson RJ, Llewelyn M, Toosi Z y cols.: Influence of vitamin D deficiency and vitamin D receptor polymorphisms on tuberculosis among Gujarati Asians in west London: a casecontrol study. Lancet 355: 618-621, 2000. O'Leary TJ, Jones G, Yip A, Lohnes D, Cohanim M, Yendt ER: The effects of chloroquine on serum 1,25-dihydroxyvitamin D and calcium metabolism in sarcoidosis. N Engl J Med 315: 727-730, 1986. Adams JS, Diz MM, Sharma OP: Effective reduction in the serum 1,25-dihydroxyvitamin D and calcium concentration in sarcoidosis-associated hypercalcemia with short course chloroquine therapy. Ann Intern Med 111: 437-438, 1989. Barrè PE, Gascón-Barrè M, Meakins JL, Goltzman D: Hydroxychloroquine treatment of hypercalcemia in a patient with sarcoidosis undergoing hemodialysis. Am J Med 82: 1259-1262, 1987. Glass AR, Cerletty JM, Elliot W, Lemann J Jr, Gray RW, Eil C: Ketoconazole reduces elevated serum levels of 1,25-dihydroxyvitamin D in hypercalcemic sarcoidosis. J Endocrinol Invest 13: 407-413, 1990. Bia MJ, Insogna K: Treatment of sarcoidosis-associated hypercalcemia with ketoconazole. Am J Kidney Dis 18: 702705, 1991. Saggese G, Bertelloni S, Baroncelli GI, Di Nero G: Ketoconazole decreases the serum ionized calcium and 1,25-dihydroxyvitamin D levels in tuberculosis-associated hypercalcemia. Am J Dis Child 147: 270-273, 1993. 395
Idiomas
Nefrología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.