Información de la revista
NefroPlus. Vol. 4. Núm. 2.septiembre 2011
Páginas 1-56
Compartir
Compartir
Más opciones de artículo
NefroPlus. Vol. 4. Núm. 2.septiembre 2011
Páginas 1-56
Acceso a texto completo
Antagonistas de los receptores de la angiotensina-II y cáncer
Visitas
12072
R.. Marín Iranzoa
a , Centro Médico de Asturias, Oviedo, , ,
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Estadísticas
Texto completo

RESUMEN

Se ha demostrado experimentalmente que el sistema renina- angiotensina (SRA) y, en particular los receptores AT1 y AT2, intervienen en la regulación de la proliferación celular, la angiogénesis y la progresión tumoral. Un metanálisis reciente sugirió que los antagonistas de los receptores de la angiotensina-II (ARAII) podían incrementar el riesgo de cáncer (Sipahi, et al. Lancet Oncol 2010).

El objetivo del presente trabajo fue verificar la incidencia de cáncer en 15 ensayos con ARAII que incluían a un total de 138.769 participantes. Tres se realizaron con telmisartán, n = 51.878; tres con irbesartán, n = 14.859; cuatro con valsartán, n = 44.264; cuatro con candesartán, n = 18.566, y uno con losartán, n = 9.193. La edad media de los pacientes estaba en torno a los 55 años.

En cinco estudios (n = 42.403), los ARAII se compararon con los inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (IECA) y en 11 (n = 63.313), con controles sin IECA. En siete estudios (n = 47.020) se compararon ARAII más IECA frente a IECA solos y en otros dos trabajos ARAII más IECA frente a ARAII solo.

Globalmente, no se verificó un exceso de cáncer en los pacientes adscritos a recibir ARAII. La incidencia fue del 6,16 frente al 6,31% en los que no recibieron ARAII (hazard ratio [HR] 1,00; intervalo de confianza [IC] del 95%, 0,95-1,04).

Tampoco se observó una mayor prevalencia con la combinación de ARAII más IECA frente a IECA solo (HR 1,01; IC 0,94-1,10), con ARAII más IECA frente a ARAII solo (HR 1,02; IC 0,91-1,13), ni tampoco con ARA II en monoterapia frente a IECA en monoterapia (HR 1,06; IC 0,97-1,16), ni con ARA II frente a controles sin IECA (HR 0,97; IC 0,91-1,04).

En los pacientes que recibieron ARAII no se verificó un exceso de cáncer de pulmón, de próstata o de mama, ni un exceso de muertes por cáncer.

Los autores llegan a la conclusión de que no hay un incremento de cáncer ligado a la prescripción de ARAII comparado con controles de otros agentes antihipertensivos.

COMENTARIOS  

En años previos se consideraba que los ARAII tendrían un efecto preventivo sobre la aparición de neoplasias, pues la angiotensina II estimula la neovascularización y podría actuar como un factor de crecimiento tumoral. El metanálisis de Sipahi, et al., ya citado, verificó un pequeño (8%), pero significativo, incremento de cáncer en los pacientes tratados con ARAII. Los autores aceptaron estos hallazgos con cautela porque se trataba de un estudio post hoc realizado sobre variable secundarias.

Este mismo año, Bangalore, et al. (Lancet Oncol 2011) han estudiado el tema en un metanálisis mucho más extenso (n = 324.168 participantes). En este caso, sólo se observó una mayor incidencia con la combinación de ARAII e IECA: HR 1,14; IC 95%, 1,04-1,24; p = 0,004.

Estos datos provocaron una cierta alarma en la opinión pública sanitaria. Por esta razón, un grupo muy importante de científicos relacionados con la hipertensión y el riesgo cardiovascular abordaron el tema con mayor profundidad. Incluyeron a 75.000 pacientes más que el metanálisis de Sipahi, et al. y se obtuvo una información más precisa de los pacientes mediante el contacto directo con los investigadores de cada ensayo. Además, en los casos de los ensayos ONTARGET, TRASCEND y PRoFESS (más de 51.000 participantes) se obtuvo una información individualizada suplementaria que revaluó el diagnóstico de cáncer.

El estudio tiene una limitación muy importante y es el escaso tiempo de utilización de los ARAII en los ensayos. Las sustancias con poder carcinogenético (tabaco, radiación, asbestos, etc.) necesitan un dilatado tiempo de exposición para ejercer su efecto. Habitualmente más de 10 años. Ningún estudio con ARAII tuvo una duración superior a los cinco años. Convendría, por tanto, que el tema se plantease de nuevo mediante ensayos aleatorizados, con diseño específico y larga duración.

La conclusión es que el beneficio de ARAII en pacientes con hipertensión arterial (HTA), diabetes, enfermedad cardiovascular o insuficiencia cardíaca sigue siendo evidente y no parece verse afectado por una mayor incidencia de cáncer.

 

Bibliografía
[1]
Cita original: The ARB trialists Collaboration. Effects of telmisartan, valsartan, candesartan and losartan on cancers in 15 trials enrolling 138,769 individuals. J Hypertens 2011;29:623-36.
Idiomas
Nefrología
Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?