Información de la revista
Vol. 34. Núm. 1.Enero 2014
Páginas 0-138
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 34. Núm. 1.Enero 2014
Páginas 0-138
DOI: 10.3265/Nefrologia.pre2013.Sep.12270
Acceso a texto completo
Dermatosis perforante adquirida en pacientes con insuficiencia renal crónica. Presentación de dos casos y revisión de la literatura
Acquired perforating dermatosis in patients with chronic renal failure. A report of two cases and a review of the literature
Visitas
20297
José M. Grañaa, Llanos Lorenteb, Carmen Ortegac, Yolanda Blancoa, María Aparicioa, Franz Fernándeza, Esther Beaa, Belén Alemanya, Miguel Candela
a Servicio de Nefrolog??a, Hospital Universitario de la Ribera, Alzira, Valencia,
b Servicio de Medicina Interna, Hospital Universitario de la Ribera, Alzira, Valencia,
c Servicio de Dermatolog??a, Hospital Universitario de la Ribera, Alzira, Valencia,
Este artículo ha recibido
20297
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

Sr. Director:

La dermatosis perforante adquirida (DPA) es un trastorno perforante cutáneo poco común. Se caracteriza por la presencia de pápulas y nódulos hiperqueratósicos, e histológicamente por eliminación transepidérmica de varias sustancias tales como queratina, colágeno y fibras elásticas. Fue descrita inicialmente por Mehregan en 1967. Existen dos vertientes: hereditaria y adquirida, esta última relacionada generalmente con diabetes mellitus (DM) e insuficiencia renal crónica (IRC)1.

En la literatura también encontramos otros casos asociados a neoplasias2,3, hepatopatías y trastornos endocrinos4, sida5, tuberculosis6, etc.

Existen cuatro formas de manifestación clásicas de DPA desde el punto de vista clínico e histológico: elastosis perforante serpinginosa, colagenosis perforante reactiva, foliculitis perforante y enfermedad de Kyrle.

Respecto a la población con IRC en tratamiento sustitutivo renal, los únicos estudios al respecto datan de 19827 en población americana (Estados Unidos) con una prevalencia de 4,5-10 % en pacientes en hemodiálisis, y de 19968, en población del Reino Unido con una prevalencia del 11 %. Únicamente se han descrito hasta el momento pacientes en hemodiálisis, no en diálisis peritoneal.

Respecto al manejo de esta entidad, se han intentado múltiples tratamientos con resultado variable: esteroides tópicos y sistémicos, retinoides tópicos y sistémicos, vitamina A, fototerapia, metrotexate y crioterapia. En los últimos tiempos se plantea el tratamiento con alopurinol por su efecto antioxidante: al inhibir la xantino oxidasa, reduce la producción de radicales libres de oxígeno y con ello el daño del colágeno9,10.

Nosotros presentamos dos casos de nuestra unidad, el primero de ellos en diálisis peritoneal y el segundo en hemodiálisis.

 

CASO 1

 

Mujer de 39 años con antecedentes de artritis crónica juvenil desde los 16 años, muy invalidante, no diabética, portadora de prótesis de cadera bilateral por necrosis avascular de cabeza femoral secundaria a tratamiento prolongado con esteroides, insuficiencia mitral de origen reumático y enfermedad renal crónica en programa de diálisis peritoneal. Consulta por lesiones en plantas de los pies, región pretibial (figura 1) y nalgas, exofíticas, hiperqueratósicas. Se remite a dermatología y se realiza biopsia de las lesiones, con diagnóstico de colagenosis perforante reactiva. Tras revisar la literatura, se inicia tratamiento con alopurinol con mejoría significativa de las lesiones al mes y desaparición del prurito.

 

CASO 2

 

Varón de 50 años, IRC terminal secundaria a nefropatía diabética en tratamiento sustitutivo renal con hemodiálisis, cardiopatía isquémica crónica, miocardiopatía dilatada de origen isquémico, retinopatía diabética, accidente vascular cerebral hace años; ingresa en servicio de medicina interna por episodio de cetoacidosis diabética. Durante el ingreso se detectan múltiples lesiones maculopapulosas, eritematosas, con zona descamativa hiperqueratósica central, de distribución universal (figura 2). Se consulta con servicio de dermatología, se realiza biopsia cutánea de las lesiones y se diagnostica de enfermedad de Kyrle.

 

DISCUSIÓN

 

Los trastornos perforantes de la piel se caracterizan por la eliminación transepidérmica de algunos componentes de la dermis y clásicamente se han clasificado en cuatro tipos: elastosis perforante serpinginosa, colagenosis perforante reactiva, foliculitis perforante y enfermedad de Kyrle.

Estos cuatro trastornos se han descrito en pacientes con IRC, DM o ambas. Las lesiones de DPA asociada a IRC o DM suelen ser de 2-10 mm, hiperqueratósicas, a menudo pápulas umbilicadas por lo general en las extremidades, especialmente en las piernas. Las lesiones suelen ser muy pruriginosas, con fenómeno de Koebner positivo con el rascado. En los casos que presentamos predominaban las lesiones en los miembros inferiores y en ambos casos el prurito era el síntoma principal. Es excepcional la presencia de lesiones en la cara, las manos y los pies. En el segundo caso que describimos presentaba importantes lesiones en ambos pies.

La DPA también ha sido presentada en otros casos de IRC no debida a DM, incluyendo nefropatías obstructivas, nefroangioesclerosis hipertensiva, sida, etc. Esto sugiere que los cambios cutáneos propios de la IRC pueden jugar un papel desencadenante en el desarrollo de la DPA. Microdepósitos de sustancias tales como sales cálcicas pueden promover una reacción inflamatoria local, así como degradación del tejido conectivo. De hecho, se han observado depósitos de microcristales en la parte superior de la dermis en estudios ultraestructurales realizados en pacientes con DPA.

Para concluir, se trata de una patología relativamente frecuente en las unidades de diálisis (la prevalencia oscila entre 4-10 %). No siempre es diagnosticada y en ocasiones es invalidante por el prurito que produce. Su etiopatogenia es desconocida, aunque podría verse influida por el trauma provocado por el propio prurito. En cualquier caso, es una entidad poco conocida, por lo que son necesarios nuevos estudios con el fin de definir mejor esta alteración del colágeno.

 

Conflictos de interés

 

Los autores declaran que no tienen conflictos de interés potenciales relacionados con los contenidos de este artículo.

Figura 1. Lesión pretibial.

Figura 2. Lesiones de distribución universal, de carácter hiperqueratósico y eritematosas.

Bibliografía
[1]
Rapini RP. Perforating disorders. In: Ardnt KA, Le Boit PE, Robinson JK, Wintroub BU, eds. Cutaneous medicine and surgery. 1st ed. Philadelphia: W.B. Saunders Company; 1996. pp. 407-11.
[2]
Pedragosa R, Knobel HJ, Huguet P, Oristrell J, Vald??s M, Bosch JA. Reactive perforating collagenosis in Hodgkin's disease. Am J Dermatopathol 1987;9:41-4. [Pubmed]
[3]
Henry JC, Jorizzo JL, Apisarthaanarax P. Reactive perforating collagenosis in the setting of prurigo nodularis. Int J Dermatol 1983;22:386-7. [Pubmed]
[4]
Faver IR, Daoud MS, Su WP. Acquired reactive perforating collagenosis. Report of six cases and review of the literature. J Am Acad Dermatol 1994;30:575-80. [Pubmed]
[5]
Bank DE, Cohen PR, Kohn SR. Reactive perforating collagenosis in a setting of double disaster: acquired inmunodeficiency syndrome and end stage renal disease. J Am Acad Dermatol 1989;21:371-4. [Pubmed]
[6]
Zelger B, Hintner H, Aub??ck J, Frtsch PO. Acquired perforating dermatosis: transepidermical elimination of DNA material an possible role of lukocytes in pathogenesis. Arch Dermatol 1991;127:695-700. [Pubmed]
[7]
Hood AF, Hardegen GL, Zarate AR, Nigra TP, Gelfand MC. Kyrle's disease in patients with chronic renal failure. Arch Dermatol 1982;118:85-8. [Pubmed]
[8]
Morton CA, Henderson IS, Jones MC, Lowe JG. Acquired perforating dermatosis in a British dialysis population. Br J Dermatol 1996;135:671-7. [Pubmed]
[9]
Kawakami T, Saito R. Acquired reactive perforating collagenosis associsated with diabetes mellitus: eight cases that meet Faver's criteria. Br J Dermatol 1999;140:521-4. [Pubmed]
[10]
Haftek M, Euvrard S, Kanitakis J, Delawari E, Schmitt D. Acquired perforating dermatosis of diabetes mellitus and renal failure: Further structural clues to its pathogenesis. J Cutan Pathol 1993;20:350-5. [Pubmed]
Idiomas
Nefrología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.