Información de la revista
Vol. 22. Núm. 2.Abril 2002
Páginas 0-211
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 22. Núm. 2.Abril 2002
Páginas 0-211
Acceso a texto completo
¿Extraen los nefrólogos españoles todo el provecho posible a la informática médica?
Visitas
...
R. ALCÁZAR
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
NEFROLOGÍA. Vol. XXII. Número 2. 2002 ¿Extraen los nefrólogos españoles todo el provecho posible a la informática médica? R. Alcázar Sección de Nefrología. Hospital Alarcos. Ciudad Real. En los últimos 20 años se ha producido una revolución de los sistemas informáticos, hasta el punto de que los ordenadores están omnipresentes en prácticamente cualquier espacio habitable. El desarrollo de las redes de interconexión de ordenadores como Internet y las Intranet han supuesto un cambio cualitativo de gran trascendencia en el entorno de las comunicaciones. Así, la ágil y barata comunicación bidireccional que ofrecen las redes de ordenadores ha paliado la creciente necesidad de intercambio de información cada vez más abundante. El mundo sanitario se ha beneficiado en gran medida de esta revolución y, sin embargo, la mayoría del potencial que ofrece la informática en el campo de la medicina está desaprovechado. Y los nefrólogos, no somos una excepción. Entendemos como informática médica la disciplina que se preocupa por el análisis y la diseminación de datos médicos mediante la aplicación de ordenadores en varios aspectos de la práctica sanitaria, lo que incluye sistemas automatizados de diagnóstico, tratamiento y comunicación de información sanitaria 1. Está muy relacionada con la medicina clínica y con la salud pública, e incluye dos subdisciplinas (fig. 1), la telemedicina (utilización de tecnologías de información y de comunicaciones como medio de proveer servicios médicos, independientemente de la localización) y la cibermedicina (aplicación de la tecnología de redes de ordenadores e internet a la medicina y a la salud pública) 2-3. Las principales aplicaciones de la informática en el campo de la medicina y, particularmente de la nefrología se recogen en la tabla I. De forma mayoritaria los médicos utilizamos en nuestra profesión los procesadores de textos, bases de datos, hojas de cálculo, búsquedas bibliográficas y los programas para crear presentaciones. También es de uso mayo- Tabla I. Principales aplicaciones de la Informática Médica Formación continuada: - Bases de Datos, hojas de cálculo, presentaciones, paquetes estadísticos. - Formación continuada a través de Internet. Búsquedas de información: - Búsquedas bibliográficas. - Bases de datos. - Acceso a revistas. - Recopiladores de información. Intercambio bidireccional de información: - Correo electrónico. - Otros: Listas de Correo, Foros de Discusión, Chats. Informatización de la historia clínica: - General. - De diálisis. - Codificación de enfermedades. - Compartir datos entre hospitales/unidades. Gestión de Unidades: - Citaciones a pacientes. - Suministros. - Calidad. Diagnóstico y Tratamiento: - Algoritmos diagnósticos y de decisión. - Bases de datos de interacciones farmacológicas. - Ajuste de fármacos a función renal. - Guías clínicas terapéuticas. - Cálculos de índices médicos y antropométricos. Telemedicina y educación de pacientes: - Hemodiálisis (hemodiálisis diaria ambulatoria). - Diálisis peritoneal. - Consulta «virtual». Correspondencia: Dr. Roberto Alcázar Arroyo Servicio de Nefrología Hospital Alarcos Avenida Pío XII, s/n 13002 Ciudad Real E-mail: ralcazar@senefro.org ritario el acceso a textos en soporte informático (p. ej.: UpToDate®), la búsqueda de información biomédica a través de Internet y la utilización del correo electrónico. Se trata de aplicaciones asequibles, de fácil manejo, de amplia distribución y que pueden instalarse fácilmente, esto es, sin necesidad de recurrir a un departamento informático, y de las que se obtiene un rendimiento inmediato, lo que explica su gran aceptación y generalización. La utilización del resto de aplicaciones, sin embargo, está muy limitada. Varias son las razones que lo justifican: 108 NEFRÓLOGOS EN EL LABORATORIO --Apoyo institucional: Muchas de las aplicaciones de los ordenadores a la medicina son costosas y precisan de un importante soporte económico institucional, lo que disminuye su generalización, máxime si los beneficios obtenidos no llevan parejos una disminución de costes a corto plazo. Es el caso, por ejemplo, de la experiencia del Hospital Severo Ochoa en telemedicina aplicada a la diálisis peritoneal 4, o la experiencia canadiense en hemodiálisis nocturna ambulatoria supervisada a distancia 5. --Desconfianza ante el exceso de información: Está demostrado que el exceso de información mal organizada induce a tantos errores en la toma de decisiones como la falta de información 6. Internet es el paradigma de información inabarcable, muy desorganizada y dudosamente contrastada, lo que justifica las llamadas de alerta que aparecen de forma creciente en las revistas científicas sobre los peligros de la información médica mayoritariamente no contrastada en Internet 7, 8. Las repercusiones en la relación médico-paciente ante pacientes y/o familiares recopiladores de información sobre una enfermedad concreta a través de internet también han sido objeto de análisis recientes 9. Es por ello que los médicos nos hemos vuelto muy selectivos con nuestras fuentes de información, lo que contribuye a que excelentes recursos médicos en internet queden infrautilizados. --Heterogeneidad y falta de plasticidad de las aplicaciones informáticas: Gran parte de los programas informáticos que podrían ser útiles en nuestra especialidad están diseñados para el mercado anglosajón, y son de difícil adaptación a nuestro medio. Por otra parte, programas informáticos muy amplios, como por ejemplo, los de gestión clínica en hemodiálisis (Nefrolink® http://www.nefroling.com. Nefrosoft® http://www.nefrosoft.com), constituyen excelentes herramientas para la gestión de unidades de diálisis. pero no está resuelta todavía la integración con el resto de actividades de los servicios de nefrología, debido a la complejidad intrínseca de los mismos. A diferencia de programas de amplio uso como el OMI-AP (http://www.institutoapcom.org/index1.html) destinado a la gestión de una consulta de atención primaria, resulta complicado diseñar programas que se adecuen a la realidad de los diferentes servicios de nefrología, que son pequeños en número y con carteras de servicios poco homogéneas entre sí. --Edad: La mayoría de las aplicaciones de la informática médica requieren un aprendizaje y entrenamiento previos, que es más sencillo cuanta mayor experiencia se tenga con el uso de ordenadores, lo que a diferencia de lo que ocurre en la mayoría de las disciplinas es más frecuente en los profesionales más jóvenes. En una encuesta sobre el grado de informatización de la práctica clínica en Hong Kong se observó cómo la probabilidad de que un facultativo tuviera al menos tres actividades informatizadas era 20,7 veces superior si su edad era inferior a 30 años, respecto a si la edad era superior a 50 años 10. Por lo tanto, una aplicación debe de ser lo suficientemente atractiva y de fácil uso como para que sea abordada de forma generalizada por todos los facultativos, como es el caso del correo electrónico. A pesar de estas dificultades, el futuro a medio plazo pasa por la implantación progresiva de la informática en la actividad nefrológica diaria. La historia clínica y las sesiones de diálisis estarán completamente informatizadas, los registros de diálisis y trasplante, de biopsias renales, entre otros se realizarán y se actualizarán directamente a través del ordenador y estará protocolizada y legislada las vías virtuales (fundamentalmente a través del correo electrónico) de comunicación con pacientes y con atención primaria. NEFROLOGÍA lleva tiempo haciéndose eco de las innovaciones tecnológicas en nuestra especialidad, tanto en editoriales como en artículos especiales sobre internet en nefrología 11, la lista de correos en castellano NEFROCAST 12, o la utilización de los PDAs en la práctica nefrológica 13. También hay que destacar las iniciativas del H. General Yagüe de Burgos, que ha organizado en los dos últimos años Congresos Internacionales de Nefrología en Internet, y la web de la Sociedad Española de Nefrología (SEN) (http://www.senefro.org) que constituye un buen punto de partida para seleccionar recursos útiles en internet. Quizá ahora sea un buen momento para aunar todas estas iniciativas para constituir un Grupo de Trabajo de Informática Médica, al amparo de la SEN que contribuya a difundir el software, y la tecnología informática aplicada a la nefrología. La experiencia italiana en este sentido es muy positiva (http://www.sin.it) y constituye un ejemplo a tener en cuenta. BIBLIOGRAFÍA 1. Martín F, López G, Ibarrola N: Unidad de bioinformática BIOTIC http://biotic.isciii.es/guia rec/publicacion/uimp.pdf (último acceso 16-2-02). 2. Eysenbach G, Ryoung E, Diepgen TL: Shopping around the internet today and tomorrow: towards themillenium of cybermedicine. BMJ 319: 1294-8, 1999. 3. Plan de Telemedicina del Insalud, 2000. htp://www.msc.es/insalud/docpub/internet/telemedicina./telemedicina.pdf (último acceso 15-2-02). 4. Gallar P: La irrupción de la telemedicina en el tratamiento de la uremia. Nefrología 21: 426-9, 2001. 5. Pierratos A: Nocturnal home hemodiálisis: an update on a 5year experience. Nephrol Dial Transplant 14: 2835-40, 1999. 6. Tiernew WM: Improving clinical decisions and outcomes with information: a review. Int J Med Info 62: 181-7, 2001. 7. Roberts JM, Copeland KL: Clinical websites are currently dangerous to health Int J Med Info 62: 1-9, 2001. 109 R. ALCÁZAR 8. Gottlieb S: Health information on internet is often unreliable. BMJ 321: 136-7, 2000. 9. Biermann JS, Golladay GJ, Greenfield ML, Baker LH: Evaluation of cancer information on the internet. Cancer 86: 381-90, 1999. 10. Leung GM, Johnston JM, Ho LM, Wong FK, Cameo SC: Computerization of clinical practgice in Hong Kong. Int J Med Info 62: 143-54, 2001. 11. Alcázar R, Domínguez E: Internet en Nefrología: un nuevo concepto en la información. Nefrología 16: 201-8, 1996. 12. Ruiz JC: Lista de correo de nefrología en castellano: NEFROCAST: Nefrología 18: 261-2, 1998. 13. Tallón S, Díaz Portillo J: Uso de asistentes personales digitales (PDAs) en medicina. Nefrología 21: 41-4, 2001. 110
Idiomas
Nefrología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.