Información de la revista
Vol. 28. Núm. 3.Julio 2008
Páginas 241-359
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 28. Núm. 3.Julio 2008
Páginas 241-359
DOI:
Acceso a texto completo
Fracaso renal agudo tras ingestión de setas: síndrome orellánico
Acute renal failure after intake of mushrooms: the orellanus syndrome
Visitas
6816
S.. Gallego Domíngueza, M. A.. Suárez Santistebana, Juan Luengo Álvarezb, P.. González Castilloa, I.. Castellano Cerviñoa
a S. de Nefrolog??a, Hospital San Pedro de Alc??ntara, C??ceres, Espa??a,
b S. Medicina Interna, Hospital San Pedro de Alc??ntara, C??ceres, Espa??a,
Este artículo ha recibido
6816
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Sr. Director:

La recolección y consumo de setas silvestres produce un notable número de intoxicaciones característica durante el otoño. Describimos a un paciente con un Síndrome mixto: fallo hepático y renal tras ingestión de setas del género Amanita phalloides y Cortinarius orellanus. No hemos encontrado descrito en la literatura la descripción de la asociación de dicha intoxicación. Varón de 74 años sin antecedentes de interés que acude a urgencias por vómitos incoercibles y diarrea. En anamnesis refiere ingestión de setas 12-15 horas antes. En la exploración física aceptable estado general y hemodinámicamente estable. En analítica destaca urea 89 mg/dl, creatinina 3,4 mg/dl, Na 137 mmol/L, K 4 mmol/L, GOT 1406 UI/L, GPT 1170 UI/L, LDH 1319 UI/L. Coagulación: IAP:71%, TTPA: 43,4 sg, INR: 1,24. Hemograma: Hb: 18 mg/dL, hematocrito: 53,3% leucos:11.200/mm3 (N:78%); orina: Na 30 mmol/L, K 66 mmol/L, urea 16,3 g/l, creatinina 155,4 mg/dl. Se diagnosticó de fracaso renal agudo por depleción de volumen y fracaso hepático secundario a ingestión de setas, trasladándose a unidad de cuidados intensivos. Comenzó tratamiento con penicilina G sódica, carbón activado, reposición hidroelectrolítica, piridoxina, vitamina K, anchafibrín y plasma fresco. Se contactó con unidad de trasplante hepático de referencia ante sospecha de intoxicación por Amanita phalloides; Al tercer día de su estancia en UCI comienza a mejorar el patrón de citolisis y las alteraciones en la coagulación, siendo dado de alta a planta de digestivo. Al cuarto día de su estancia en digestivo (7º día desde la ingestión de setas), avisan a nefrología por creatinina de 4,2 mg/dl (previa de 1,5 mg/dl). Orina: Na 95 mmol/L, K 49,08 mmol/L, urea 14,94 g/l, creatinina 100 mg/dl, proteínas 0,5 g/l, hematíes negativo. Hemograma normal sin eosinofilia y C3 y C4 normal. Reevaluado se descarta causa prerrenal, nefrotóxicos y causa obstructiva por ecografía. Ante sospecha que pudiera estar en relación con ingestión de setas se pide análisis de las mismas por micólogo experto quien identifica varias especies, entre ellas Amanita Phalloides y Cortinarius Orellanus. Se instauraron medidas de soporte y se aseguró adecuado balance hídrico. El paciente se mantuvo asintomático con diuresis conservada y con creatinina máxima de 7,1 mg/dl con acidosis metabólica; enzimas hepáticas y coagulación normales. No precisó terapia renal sustitutiva en ningún momento y progresivamente la función renal fue mejorando hasta alcanzar una creatinina basal de 2 mg/dl, la cual mantiene actualmente.

La intoxicación por setas se clasifican en 2 grandes grupos basados en el tiempo que transcurre desde la ingestión hasta la aparición de síntomas (inferior o superior a 6 horas). En este último grupo se encuentran los géneros amanita y cortinarius (2-21 días). No hay que olvidar la posible aparición de síndromes mixtos por el consumo de varias especies a la vez, como es nuestro caso.

as especies del género cortinarius poseen dos tipos de toxinas: las cortinarinas y las orellaninas; estas últimas son las que muestran un gran tropismo renal, inhibiendo la síntesis de proteínas en células tubulares. En su degradación producen radicales libres de oxígeno y depleción de glutatión. Permanecen en tejido renal hasta 6 meses después de su ingestión.

La incidencia de fracaso renal varía del 30-75% de las intoxicaciones dependiendo de la sensibilidad individual y de la cantidad ingerida. Aproximadamente un tercio desarrollan insuficiencia renal crónica terminal; un tercio necesitan hemodiálisis temporalmente con posterior recuperación total o parcial de la función renal, y otro tercio no desarrolla daño renal alguno.

La primera sintomatología que aparece es gastrointestinal de tipo inespecífico. Se acompaña de poliuria para pasar posteriormente en ocasiones a una fase oligúrica con inicio de sintomatología urémica. La lesión hepática es rara, habiéndose descrito solamente algunos casos de citolisis transitoria.

En la biopsia renal destaca una nefritis intersticial con necrosis tubular e infiltración de linfocitos, células plasmáticas y PMN sin afectación glomerular.

No existe antídoto específico. El tratamiento debe ser de soporte y sintomático. La hemodiálisis y plasmaféresis no son eficaces para la eliminación de la toxina, debido al largo periodo libre de síntomas que implica un diagnóstico tardío; se han descrito casos con buenos resultados cuando se hace en los primeros 5 días de la intoxicación. Se ha comunicado el uso de corticoides y Nacetilcisteína por su efecto antioxidante y dador de glutatión, aunque con eficacia controvertida.

Bibliografía
[1]
Danel VC, Saviuc PF, Garon D. Main features of Cortinarius spp. Poisoning: a literature review. Toxicon 2001; 39: 1053-1060. [Pubmed]
[2]
Mount P, Harris G, Sinclair R, Finlay M, Becker GJ. Acute renal failure following ingestion of wild mushrooms. Internal Medicine Journal 2002; 32: 187-190. [Pubmed]
[3]
Markus W??rnle MD, Matthias WA, Angstwurm MD, Thomas Sitter MD. Treatment of intoxication with Cortinarius speciosissimus using an antioxidant therapy. American Journal of Kidney Diseases 2004; Vol 43, No 4 (april): E16.
[4]
Po-Tsang Lee, Ming-Ling WU, Wei-Jen Tsai, Jin Ger, Jou-Fang Deng, Hsiao-Ming Chung. Rhabdomyolysis: An unusual feature with mushroom poisoning. American
[5]
Journal of Kidney Diseases 2001; Vol 38, No 4 (october).
[6]
Calvi??o J, Romero R, Pintos E, Novoa D, G??imil D, Cordal T, Mardaras J, Anchoa V, Lens XM. Voluntary ingesti??n of Cortinarius mushrooms leading to chronic intersticial nephritis. American Journal of Nefhrology 1998; 18: 565-469.
[7]
Montoli A, Confalonieri R, Colombo V. Lack of efficacy of early Plasma Exchange in Renal Toxicity from Cortinarius orellanus. Nephon 1999; 81: 248. Letter to the editor.
[8]
Kilner RG, Richard J. Acute renal Failure from intoxication by Cortinaruis orellanus: recovery using antioxidant therapy and steroids. Nephrol Dial Transplant 1999; 14: 2779. [Pubmed]
[9]
Eigler A, Neman I, Schiffl H. Orellanus Syndrome: a rare cause of uremia: Nephon 1998; 76: 485-486. Letter to the editor.
Idiomas
Nefrología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.