Información de la revista
Vol. 28. Núm. 1.Febrero 2008
Páginas 1-121
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 28. Núm. 1.Febrero 2008
Páginas 1-121
DOI:
Acceso a texto completo
Hemoperitoneo y endocarditis
Hemoperitoneum and endocarditis
Visitas
...
Aránzazu Sastre Lópeza, V.. Mascarós Ferrera, V.. Íñigo Vanrella, J. M.. Gascó Companya
a Servicio de Nefrolog??a, Hospital Son Ll??tzer, Palma de Mallorca, Islas Baleares, Espa??a,
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
La incidencia de hemoperitoneo en diálisis varia del 6% hasta el 57% en mujeres premenopáusicas. El sangrado peritoneal puede ser el resultado de un proceso relacionado con la diálisis o no estar relacionado con la enfermedad renal. La endocarditis de Libman- Sacks se describió por primera vez en 1924, se caracteriza por lesiones de tipo verrugoso implantadas en las superficies valvulares y está íntimamente ligada a la presencia de anticuerpos antifosfolípido. Enviamos el caso de una paciente en programa de Diálisis peritoneal que presentó una endocarditis de Libman-Sacks, y cursó con hemoperitoneo.
Palabras clave:
Hemoperitoneo
Palabras clave:
Endocarditis
Palabras clave:
Diálisis peritoneal
Palabras clave:
Síndrome antifosfolípido
The incidence of hemoperitoneum varies from 6% to 57% in premenopausal women. Bloody peritoneal dialysate may be the result of the peritoneal dialysis procedure or may be due to factors unrelated to renal disease. The Libman-Sacks endocarditis was described for the first time in 1924, is characterized for verrucous lesions in the surfaces valves and has been intimately associated with the presence of antiphospholipid antibodies. We send a case of a patient in program of Dialysis peritoneal that presented an Libman-Sacks endocarditis and hemoperitoneum.
Keywords:
Hemoperitoneum
Keywords:
Endocarditis
Keywords:
Peritoneal dialysis
Keywords:
Antiphospholipid syndrome
Texto completo

Sr. Director:

La incidencia de hemoperitoneo en diálisis varia del 6% hasta el 57% en mujeres premenopáusicas1. El sangrado peritoneal puede ser el resultado de un proceso relacionado con a diálisis o no estar relacionado con la enfermedad renal.

La endocarditis de Libman-Sacks se describió por primera vez en 1924, se caracteriza por lesiones de tipo verrugoso implantadas en las superficies valvulares y está íntimamente ligada a la presencia de anticuerpos antifosfolípido2,3. Enviamos el caso de una paciente en programa de Diálisis peritoneal que presentó una endocarditis de Libman-Sacks, y cursó con hemoperitoneo.

Se trata de una paciente de 51 años con ERC secundaria a Nefropatía mesangial IgA. La cual inició tratamiento sustitutivo con Diálisis Peritoneal en mayo de 2006. La paciente tenía antecedentes de un aborto en el sexto mes de gestación en 1981 y de trombosis de FAVI en 1989.

Había ingresado en agosto de 2006 por clínica compatible con ACV (paresia facial y disartria). Durante dicho ingreso, en el estudio del cuadro presentado y mediante ecocardiografía se diagnosticó de endocarditis sobre válvula nativa aórtica. Se considera que la ecocardiografía doppler es la técnica de elección para efectuar el diagnóstico de endocarditis, con incidencias de afectación valvular entre el 18 y 50%4. Su incidencia es a mayor si se utiliza la ecocardiografía transesofágica5. En nuestra paciente la ecocardiografía transtorácica mostraba una imagen de vegetación alargada, dependiente de velo coronario aórtico condicionando cierta insuficiencia aórtica ligera (fig. 1).

La paciente en ningún momento presentó fiebre. En la exploración física no había soplos cardíacos. Los hemocultivos, las serologías víricas y las determinaciones inmunológicas ANAs, antiDNA fueron negativos, siendo positivo el anticoagulante lúpico en 2 determinaciones seriadas. Además mediante resonancia nuclear magnética se vieron imágenes de infartos cerebrales en lóbulo frontal, occipital izquierdo y en hemisferio cerebeloso derecho probablemente secundarios a embolia endocárdica. Asimismo el electrocardiograma mostró isquemia subendocárdica en probable relación con microembolia. La endocarditis de Libman-Sacks suele ser asintomática. Aunque las verrugas pueden fragmentarse y producir embolismos sistémicos6, como en nuestro caso. También presentó episodio aislado de hemoperitoneo leve, con estudio ecográfico anodino en el mismo contexto de proceso embolígeno. Las causas más comunes de hemoperitoneo suelen ser ginecológicas, post-trasplantectomía, recolocación de catéter, incremento de la actividad física¿ Sangrados menores como en nuestro caso pueden aparecer en pancreatitis, esclerosis peritoneal y post-colonoscopia.

Se decidió iniciar tratamiento anticoagulante con Warfarina, previamente la paciente había recibido antibioterapia de amplio espectro, sin datos ecocardiográficos de mejoría. El hemoperitoneo por tratarse de episodio muy leve, no contraindicó la anticoagulación.

El tratamiento de estos pacientes con valvulopatía incluye profilaxis de endocarditis, tratamiento antiagregante o anticoagulante y en casos seleccionados sustitución valvular si la afectación valvular es severa. El papel del tratamiento con corticoides en la evolución de la valvulopatía está aún sin determinar7.

Con el tratamiento anticoagulante asistimos a la desaparición de la verruga en la ecocardiografía de control.

En nuestro caso, los antecedentes de aborto, una trombosis, la presencia de anticoagulante lúpico positivo y la excelente evolución con el tratamiento anticoagulante confirmarían el infrecuente diagnóstico.

Figura 1.

Bibliografía
[1]
Greenberg A, Bernardini J, Piraino BM y cols. Hemoperitoneum complicating chronic peritoneal dialysis: single-center experience and literature review. Am J Kidney Dis 19: 252, 1992. [Pubmed]
[2]
Turiel M, Sarzi-Puttini P, Peretti R, Bonizzato S, Muzzupappa S, Atzeni F, Rossi E, Doria A. Five-year follow-up by transesophageal echocardiographic studies in primary antiphospholipid syndrome. Am J Cardiol 96: 574, 2005. [Pubmed]
[3]
Farzaneh-Far A, Roman MJ, Lockshin MD, Devereux RB, Paget SA, Crow MK, Davis A, Sammaritano L, Levine DM, Salmon JE. Relationship of antiphospholipid antibodies to cardiovascular manifestations of systemic lupus erythematosus. Arthritis Rheum 54:3918, 2006. [Pubmed]
[4]
Cervera R, Font J, Par?? C, Azqueta M, P??rez-Villa F, L??pez-Soto A, Ingelmo M. Cardiac disease in sistemic lupus erithematosus: prospective study of 70 patients. Ann Rheum Dis 51: 156-9, 1992. [Pubmed]
[5]
Roldan CA, Shivaly BK, Lau CC, Gurule FT, Smith EA, Crawford MH. Systemic lupus erithematosus valve disease by transesophageal echocardiografhy and the role of antiphospholipid antibodies. J Am Coll Cardiol 20: 1127-34, 1992. [Pubmed]
[6]
Roldan CA. Valvular disease associated with systemic illnes. Cardiol Clin 16: 531, 1998. [Pubmed]
[7]
Fluture A, Chaudhari S, Frishman WH. Valvular heart disease and systemic lupus erythematosus: therapeutic implications. Heart Dis 5: 349-53, 2003. [Pubmed]
Idiomas
Nefrología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.