Información de la revista
NefroPlus. Vol. 9. Núm. 2.Diciembre 2017
Páginas 1-115
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
NefroPlus. Vol. 9. Núm. 2.Diciembre 2017
Páginas 1-115
Acceso a texto completo
Parálisis muscular hipopotasémica secundaria al consumo excesivo de bebidas con cola
Visitas
...
Ana Colomaa, Daniel Mosquera-Lozanob, Milagros Sierra-Carpioa, Ramón Baeza-Trinidadb, Emma Huarte-Lozaa
a Servicio de Nefrología. Hospital San Pedro. Logroño
b Servicio de Medicina Interna. Hospital San Pedro. Logroño
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (2)
Tabla 1. Casos publicados en la literatura
Tabla 1. Casos publicados en la literatura (cont.)
Mostrar másMostrar menos

Se presenta un caso clínico de hipopotasemia con parálisis muscular. Todos los estudios en busca de causas secundarias fueron negativos. En la anamnesis, el paciente refería el consumo de más de 3 l de bebidas gaseosas de tipo cola al día. La hipopotasemia relacionada con esta ingestión es una causa poco frecuente y que se debe tener cuenta en el estudio de todo paciente con hipopotasemia.

Palabras clave:
Hipopotasemia
Bebidas con cola
Parálisis muscular
Texto completo

INTRODUCCIÓN

La parálisis muscular en el contexto de hipopotasemia es un cuadro clínico grave y proporcional al grado y duración de los valores de potasio en suero. La etiología de esta entidad es muy amplia, desde hipopotasemia secundaria a pérdidas renales y/o digestivas, intoxicaciones por fármacos e hiperaldosteronismo primario, hasta cuadros neurológicos hereditarios, como la parálisis periódica hipocalémica familiar.

CASO CLÍNICO

Presentamos el caso de un paciente varón de 28 años, sin antecedentes de interés salvo consumo habitual de cannabis, que ingresa en nuestro centro por pérdida de fuerza en ambas extremidades inferiores (EE. II.), de horas de evolución y valores de potasio en suero de 1,7 mmol/l (valores normales: 3,5-5 mmol/l). En la exploración física destaca pérdida de fuerza muscular de 2/5 en ambas EE. II. y abolición de los reflejos aquíleo y rotuliano. El electrocardiograma pone de manifiesto un descenso del segmento ST y un aumento de la amplitud de la onda U (fig. 1). En la analítica destacan: urea, 16 mg/dl; creatinina sérica, 0,73 mg/dl; sodio plasmático, 146 mmol/dl; potasio plasmático, 1,7 mmol/l; creatincinasa, 1.030 U/l (24-195 U/l); gasometría venosa con pH de 7,38 y bicarbonato de 23 mmol/l; sodio urinario de 120 mmol/l y potasio urinario de 8 mmol/l; hemograma normal, y tóxicos en orina negativos. Se inician aportes de suero salino al 0,9% y cloruro de potasio intravenoso, con mejoría clínica progresiva, y recuperación completa a las 36 h del ingreso. Se realiza estudio analítico, incluyendo hormonas tiroideas (T3, T4 y TSH) y cociente renina/aldosterona, que resulta normal. A pesar de que el paciente no tiene antecedentes familiares de episodios similares y las hormonas tiroideas son normales, se solicita estudio genético, que es negativo para las mutaciones en los genes SCN4A(sodium voltage-gated channel subunit alpha 4) y CACNA1S(calcium voltage-gated channel subunit alpha 1S),y se descarta parálisis periódica hipocalémica familar.

Figura 1. Electrocardiograma. Descenso del segmento ST y amplitud de onda U en derivaciones precordiales V4-V5.

El electroneuromiograma fue normal, aunque se realizó cuando el cuadro clínico ya estaba resuelto.

En la anamnesis detallada con el paciente, niega la ingestión de fármacos y alteraciones gastrointestinales; solo destaca la ingestión diaria de más de 3 l de bebidas azucaradas con cola en los últimos 15 días, acompañada de una dieta rica en carbohidratos.

En conclusión, se han descartado todas las etiologías habituales de hipopotasemia. La rápida recuperación clínica y analítica durante el ingreso nos orienta, como causa de la hipopotasemia en nuestro paciente, hacia el consumo excesivo de este tipo de bebidas.

DISCUSIÓN

La hipopotasemia, en el contexto de ingestión elevada de bebidas carbohidratadas tipo cola, es una causa poco frecuente y descrita en la literatura. Hasta el momento, hemos encontrado 15 casos publicados de hipopotasemia secundaria al consumo de bebidas con cola (tabla 1)1-15. El primer caso descrito fue el de una gestante de 30 semanas que consumía 3 l de bebidas con cola al día e ingresó con valores de potasio de 1,9 mmol/l1. Mudge et al reportaron otro caso, el de un varón granjero de 44 años, que consumía habitualmente 4 l de bebidas con cola y, tras aumentar su ingestión a 10 l, ingresó en la unidad de cuidados intensivos con depresión respiratoria, parálisis muscular generalizada y valores de potasio en suero de 1,4 mmol/l4.

Los mecanismos que se han propuesto para explicar este cuadro clínico son:

• Hipopotasemia inducida por hiperinsulinismo reactivo. Este tipo de bebidas contienen un alto contenido de glucosa, que conlleva un aumento de la secreción de insulina y, por tanto, un aumento del potasio intracelular7,10.

• Hipopotasemia inducida por fructosa. Las bebidas con cola también contienen un alto contenido de fructosa en forma de sirope, y se han reportado casos de diarrea osmótica16.

• Hipopotasemia secundaria a cafeína. La cafeína induce una liberación de catecolaminas secundaria a la antagonización de la adenosina. Esta activación betaadrenérgica estimula la introducción del potasio al interior de la célula. Además, la cafeína puede incrementar la eliminación de potasio a nivel renal por activación del sistema renina-angiotensina-aldosterona3,6.

Sin embargo, no solo el consumo excesivo de bebidas con cola puede inducir este cuadro clínico. Así, en 1999, Aizaki et al reportaron un caso de una paciente que tras la ingestión de 3 l de té oolong presentó un cuadro de rigidez de las extremidades, taquicardia ventricular y síncope, con unos valores de potasio de 2,7 mmol/l. Tras la recuperación clínica y analítica, los autores realizaron un estudio controlado de los efectos de la ingestión de 2,5 l de té oolong durante 5 días y observaron un descenso de los valores de potasio desde 4,3 a 3,4 mmol/l. El té oolong contiene 19 mg/dl de cafeína, por ello los autores proponen que, en este caso, el exceso de cafeína es el responsable de la hipopotasemia secundaria17.

En resumen, se presenta un caso de parálisis muscular hipopotasémica en relación con la ingestión excesiva de bebidas con cola. Este tipo de bebidas azucaradas con cafeína pueden causar descenso del potasio por diferentes mecanismos. Dado que el consumo de este tipo de bebidas ha aumentado considerablemente, es importante incluirlo en el diagnóstico diferencial de un paciente con hipopotasemia.

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no tienen conflicto de intereses potencial relacionado con los contenidos de este artículo.


Correspondencia: Ana Coloma

Servicio de Nefrología.

Hospital San Pedro.

Calle Piqueras, 98. 26006 Logroño.

ana.colomalop@gmail.com

Bibliograf¿a
[1]
Hypokalemia in a pregnant woman with long-term heavy cola consumption. Int J Gynaecol Obstet. 1994;44:283-4.
[2]
Caffeine-induced hypokalemic paralysis in pregnancy. Obstet Gynecol. 2001;97(5 Pt 2):805-7.
[3]
Excessive cola consumption as a cause of hypokalaemic myopathy. Intern Med J. 2001;31:317-8.
[4]
Coca-Cola and kangaroos. Lancet. 2004;364:1190.
[5]
[Hypokalemic myopathy with long-term heavy Cola consumption]. Nippon Naika Gakkai Zasshi. 2005;94:132-4.
[6]
Hypokalaemic paralysis induced by large amounts of cola consumption. Nephrol Dial Transplant. 2007;22:2729.
[7]
Chronic hypokalemia due to excessive cola consumption: a case report. Cases J. 2008;1:32.
[8]
Acute kidney injury following hypokalemic rhabdomyolysis: complication of chronic heavy cola consumption in an adolescent boy. Eur J Pediatr. 2010;169:107-11.
[9]
Hypokalemic myopathy due to excessive consumption of cola. Intern Med. 2010;49:1833.
[10]
[Hypokalemia and excessive drinking of cola drinks]. Med Clin (Barc). 2011;136:365-6.
[11]
Rhabdomyolysis: not a textbook case. Am J Med. 2012;125:e3-4.
[12]
Cola-induced hypokalemia-a case report and review of the literature. Endocr Pract. 2013;19:e21-3.
[13]
Cola and honey: exploring food riddles in rhythm disturbances. Eur Heart J. 2013;34:3095-6.
[14]
Paroxysmal paralytic attacks secondary to excessive cola consumption. Clin Med Res. 2014;12:61-4.
[15]
[A wing clipping beverage]. Rev Med Liege. 2014;69:531-5.
[16]
Cola-induced hypokalaemia: pathophysiological mechanisms and clinical implications. Int J Clin Pract. 2009;63:900-2.
[17]
Hypokalemia with syncope caused by habitual drinking of oo-long tea. Intern Med. 1999;38:252-6.
Idiomas
Nefrología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?