Información de la revista
Vol. 34. Núm. 1.Enero 2014
Páginas 0-138
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 34. Núm. 1.Enero 2014
Páginas 0-138
DOI: 10.3265/Nefrologia.pre2013.Oct.12248
Acceso a texto completo
Prevalencia de enfermedad renal crónica en pacientes infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana
Prevalence of chronic kidney disease in patients infected by the human immunodeficiency virus
Visitas
7080
Anunciación González-Lópeza, Ángel Chocarro-Martínezb, Felipe Alvárez-Naviab, Sara Álvarez-Tundidora, Beatriz Andrés-Martína, Álvaro Nava-Rebolloa, Henar Santana-Zapateroa, Julia Diego-Martína, Cipriano Escaja-Mugaa, Hugo Díaz-Molinaa, Jesús Grande-Villoriaa
a Secci??n de Nefrolog??a, Hospital Virgen de la Concha, Zamora,
b Unidad de Enfermedades Infecciosas. Servicio de Medicina Interna, Hospital Virgen de la Concha, Zamora,
Este artículo ha recibido
7080
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

Sr. Director:

La terapia antirretroviral ha mejorado radicalmente el pronóstico y la supervivencia de los pacientes infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)1. Esta nueva situación permite el desarrollo de patologías que en décadas previas se consideraron menos relevantes. Dentro de estas, existe un interés creciente por la enfermedad renal crónica (ERC), planteándose discrepancias tanto en la prevalencia como en los factores implicados en su desarrollo, entre los que pueden incluirse los propios antirretrovirales (tabla 1)2-11.

Con estos objetivos (prevalencia y factores de riesgo) hemos realizado una revisión de los pacientes vistos en la Consulta de Enfermedades Infecciosas de Zamora durante 6 meses (octubre de 2012-abril de 2013). Criterios de inclusión: infección por el VIH con al menos dos visitas consecutivas. No fueron incluidos pacientes con enfermedad aguda concomitante en el momento de la visita y/o seguimiento menor de tres meses. Se revisó su historia clínica y se registró la edad, el sexo, el peso, el índice de masa corporal, el tiempo de seguimiento, las enfermedades crónicas concomitantes (diabetes mellitus [DM], hipertensión arterial [HTA], hepatitis crónica por virus B y/o C), el consumo de tabaco, la creatinina, el fósforo, la proteinuria (medida por cociente albúmina/creatinina [A/CR]), el sedimento urinario, el recuento actual de CD4, el nadir de CD4, la presencia de sida, el RNA-VIH, el tratamiento antirretroviral y la terapia con tenofovir (actual y/o previa).

La tasa de filtrado glomerular estimada (eGFR) fue calculada utilizando las ecuaciones MDRD (Modification of Diet in Renal Disease) y CKD-EPI (Chronic Kidney Disease Epidemiology Collaboration), asignando seis categorías de acuerdo con las recomendaciones de la National Kidney Foundation. La ERC fue definida como disminución de la función renal, expresada por un filtrado glomerular < 60 ml/min/1,73 m2 y/o proteinuria (A/CR > 30 mg/g) de forma persistente durante al menos 3 meses.

Para el análisis estadístico se empleó SPSS 11.5.1. El estudio de asociación fue realizado con Χ2, pruebas exactas, t de Student o ANOVA, y regresión logística multivariante.

De acuerdo con los criterios señalados, se excluyeron 5 pacientes y se incluyeron 195, cuyas características epidemiológicas y clínicas se recogen en la tabla 2. La eGFR calculada por MDRD fue 99,8 ± 26,6 ml/min/1,73 m2, y por CKD-EPI 98,4 ± 18,4 ml/min/1,73 m2. La distribución por categorías fue la siguiente: G1 124 enfermos (63,6 %); G2 67 (34,4 %); G3a 3 (1,5 %); G3b 0; G4 0; G5 1 (0,5 %) con MDRD; G1 140 (71,8 %); G2 52 (26,6 %); G3a 2 (1,0 %); G3b 0; G4 0; G5 1 (0,5 %), con CKD-EPI. Un total de 15 pacientes (7,7 %) presentaba proteinuria y 4 de ellos eGFR < 60 ml/min/1,73 m2. Aplicando la fórmula MDRD, se encontró ERC en 18 (9,2 %), y con CKD-EPI en 17 (8,7 %) (tabla 2). Además 14 enfermos presentaban microhematuria, 5 glucosuria (2 sin DM) y 16 hipofosfatemia. Si tuviéramos en cuenta cualquiera de estas alteraciones, es decir, eGFR < 60 y/o proteinuria y/o microhematuria y/o glucosuria y/o hipofosfatemia, 45 pacientes (23,1 %) serían diagnosticados de disfunción renal. Se encontraron uno o varios factores de riesgo cardiovascular (FRCV) en el 87,2 %, y entre aquellos con ERC en el 100 %. Analizando cada FRCV, la hiperlipidemia y el tabaquismo fueron los más prevalentes, seguidos de la HTA y la DM (tabla 2). No se apreciaron diferencias en la prevalencia de ERC entre los pacientes con o sin terapia antirretroviral, ni entre los tratados con o sin tenofovir (actual y/o previo).

Las variables asociadas a ERC fueron la edad, la HTA y el nadir bajo de CD4 (CD4 < 200 céls/mm³) (tabla 2). En el análisis multivariante, la ERC se asociaba significativamente a HTA (odds ratio [OR]: 3,1; p = 0,028) y a nadir bajo de CD4 (OR = 3,3; p: 0,03).

La prevalencia de ERC fue 9,2 %, similar a la observada en la población general española (9,16 %)11. En infectados por el VIH, los datos son discrepantes, probablemente por falta de homogeneidad en los criterios utilizados para la definición de ERC. En Barcelona y en la cohorte EUROSIDA los resultados fueron similares a los aquí expuestos4,5 (tabla 1).

Coincidiendo con otras publicaciones, los datos expuestos sugieren que el desarrollo de ERC se asocia a HTA y a un nadir bajo de CD42,3,5,6,8-10 (tabla 1). No se observa que la terapia antirretroviral ni en concreto tenofovir tenga una influencia significativa. Creemos que este dato es especialmente relevante, dada su elevada utilización en esta serie.

Consideramos que estas observaciones aproximan, una vez más, a los infectados por el VIH al resto de la población: prevalencia de ERC similar, con la HTA como principal factor de riesgo. Su control, como en el resto de los enfermos, parece clave para prevenir el desarrollo de ERC. Además, como se ha demostrado en múltiples estudios, partir de una mala inmunidad (nadir bajo de CD4) implica peor pronóstico y facilita la aparición de múltiples complicaciones, entre las que probablemente debiéramos incluir la ERC.

Los resultados expuestos sugieren que el desarrollo de ERC en infectados por el VIH depende de dos factores modificables: bajo nadir de CD4 e HTA. En el trabajo diario, el control de ambos debería ser un objetivo prioritario y nuestra labor decisiva.

 

Conflictos de interés

 

Los autores declaran que no tienen conflictos de interés potenciales relacionados con los contenidos de este artículo.

Tabla 2. Características demográficas, clínicas y comorbilidades (la tasa de filtrado glomerular estimada fue calculada por MDRD).

Tabla 1. Prevalencia de la enfermedad renal crónica en diferentes cohortes y factores de riesgo relacionados.

Bibliografía
[1]
Antiretroviral Therapy Cohort Collaboration. Causes of death in HIV-1 infected patients treated with antiretroviral therapy 1996-2006: collaborative analysis of 13 HIV cohorts studies. Clin Infect Dis 2010;50:1387-96. [Pubmed]
[2]
Fernando SK, Finkelstein FO, Moore BA, Weissman S. Prevalence of chronic kidney disease in an urban HIV infected population. Am J Med Sci 2008;335(2):89-94. [Pubmed]
[3]
Wyatt CM, Winston JA, Malvestutto CD, Fishbein DA, Barash I, Cohen AJ, et al. Chronic kidney disease in HIV infection: an urban epidemic. AIDS 2007;21:2101-10.
[4]
Sorl?? ML, Guelar A, Montero M, Gonz??lez A, Rodriguez E, Knobel H. Chronic kidney disease prevalence and risk factors among human immunodeficiency virus-infected patients. J Acquir Immune Defic Syndr 2008;48(4):506-8. [Pubmed]
[5]
Mocroft A, Kirk O, Gatell J, Reiss P, Gargalianos P, Zilmer K, et al. Chronic renal failure among HIV-1 infected patients. AIDS 2007;21:1119-27. [Pubmed]
[6]
Overton ET, Nurutdinova D, Freeman J, Seyfried W, Mondy KE. Factors associated with renal dysfunction within an urban HIV-infected cohort in the era of highly active antiretroviral therapy. HIV Med 2009;10:343-50. [Pubmed]
[7]
Lucas G, Lau B, Atta MG, Fine DM, Keruly J, Moore RD. Chronic kidney disease incidence, and progression to end-stage renal disease, in HIV-infected individuals: a tale of two races. J Infect Dis 2008;197(11):1548-57. [Pubmed]
[8]
Cheung CHY, Wong KM, Lee MP, Liu YL, Kwok H, Chung R, et al. Prevalence of chronic kidney disease in Chinese HIV-infected patients. Nephrol Dial Transplant 2007;22:3186-90. [Pubmed]
[9]
Colson AW, Florence E, Augustijn H, Verpooten GA, Lyner L, Gheuens E. Prevalence of chronic renal failure stage 3 or more in HIV-infected patients in Antwerp: an observational study. Acta Clinica Belgica 2010;65(6):392-8. [Pubmed]
[10]
Calza L, Vanino E, Magistrelli E, Salvadori C, Cascavilla A, Colangeli V, et al. Prevalence of renal disease within an urban HIV-infecte cohort in northern Italy. Clin Exp Nephrol 2013; published online 28 May 2013.
[11]
Otero A, de Francisco ALM, Gayoso P, Garc??a F; EPIRCE Study Group. Prevalence of chronic renal disease in Spain: results of the EPIRCE study. Nefrologia 2010;30(1):78-86. [Pubmed]
Idiomas
Nefrología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.