Información de la revista
Vol. 39. Núm. 2.Marzo - Abril 2019
Páginas 111-222
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 39. Núm. 2.Marzo - Abril 2019
Páginas 111-222
Carta al Director
DOI: 10.1016/j.nefro.2018.07.007
Open Access
Rabdomiólisis y daño renal agudo asociado a infección por Clostridium difficile, reporte de caso
Rhabdomyolysis and acute kidney injury associated with Clostridium difficile infection, case report
Visitas
1373
Guillermo Navarro-Blackaller
Autor para correspondencia
greenavarroblackalle@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Jonathan Samuel Chávez-Iñiguez, Pablo Maggiani-Aguilera, Gema Lizeth Gómez-Hernández, Elsa Edith Carreón-Bautista, Rodolfo Alejandro Moreno-Alvarado, Guillermo Garcia-Garcia
Servicio de Nefrología, Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde, Guadalajara, Jalisco, México
Este artículo ha recibido
1373
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla 1. Exámenes de laboratorio y seguimiento del paciente
Texto completo
Sr. Director:

La rabdomiólisis (RDM) es un síndrome caracterizado por la necrosis del músculo esquelético y la liberación al torrente circulatorio de sus constituyentes intracelulares que puede llevar a una complicación severa de daño renal agudo (DRA). Las causas de la RDM se pueden dividir en las traumáticas y no traumáticas o metabólicas, que se pueden dividir en varias causas hereditarias (desordenes de la gluconeogénesis, miopatías mitocondriales) y adquiridas como fármacos, infecciones, tóxicos, procesos de isquemia u oclusión vascular, miolisis externa (ejercicio extenuante, crisis convulsivas), trastornos electrolíticos (trastornos del sodio, hipokalemia, hipomagnesemia, hipofosfatemia, hipocalcemia), trastornos endocrinológicos (cetoacidosis diabética, estado hiperosmolar, mixedema, hiperaldosteronismo) y miopatías inflamatorias autoinmunes1–6. Hay pocos estudios reportados sobre la RDM con DRA asociado a Clostridium difficile (CD).

Se trata de un varón de 60 años con hepatopatía crónica. Presentó evacuaciones diarreicas durante 8 días. Se realizan exámenes donde se muestra la cronología en la tabla 1. Se aborda la diarrea inflamatoria con toxinas AB positivas para CD, por lo que recibió metronidazol y posteriormente vancomicina oral, presentaba daño renal agudo (DRA), elevación de la creatina fosfoquinasa (CK) y aumento de las enzimas hepáticas. En el examen general de orina presentó mioglobinuria, se inició hidratación con cristaloides y presentó mejoría del DRA, del dolor muscular y normalización de la CK, 7 días después se decide el alta hospitalaria, egresando asintomático.

Tabla 1.

Exámenes de laboratorio y seguimiento del paciente

Laboratorio  05/03/2018  07/03/2018  09/03/2018  10/03/2018  11/03/2018 
Hemoglobina; (g/dl)  13,44  12,87  12,08  10,87  11,34 
Plaquetas; (miles/μg)  90,22  88,46  12,1  12  12,3 
Leucocitos (%)  11,03  10,3  9,49  5,91  6,4 
Glucosa; (mg/dl)  115  97  94  65  68 
Creatinina; (mg/dl)  0,87  1,71  2,78  2,1 
Urea; (mg/dl)  61,4  114  146  174  112 
Creatina fosfoquinasa; (U/l)  2.525  32.437  29.130  924  126 
Albúmina; (g/dl)  2,3  —  —  —  1,97 
Sodio; (mmol/l)  133  134  131  133  136 
Cloro; (mmol/l)  108  105  106  98  110 
Fósforo; (mg/dl)  3,6  4,2  2,5  2,9 
Potasio; (mmol/l)  5,4  5,67  5,73  4,8 
Calcio; (mg/dl)  9,7  9,1 
Aminotransferasa alanina; (IU/l)  182  —  444  —  — 
Aminotransferasa aspartato; (IU/l)  834  —  1.814  —  — 
Gamma-glutamil transferasa; (IU/l)  25  —  21  —  — 

Se muestra los exámenes de laboratorio al ingreso y durante su hospitalización hasta normalizar.

La RDM se puede complicar con DRA hasta en el 33% de los casos. Este riesgo es por lo general bajo cuando los niveles de CK son menores de 15.000 a 20.000UI/l, pero se puede presentarse con los valores desde 5.000UI/l. Se ha propuesto por consenso, en la que la CK debe ser superior a 100 veces su valor normal más alto, acompañado de un síndrome clínico2.

Existen 3 mecanismos patogénicos implicados en el desarrollo del DRA por rabdomiólisis (RBD): vasoconstricción, obstrucción tubular y lesión oxidativa directa de la mioglobina en las células de los túbulos renales1–6.

El mecanismo de obstrucción y lesión oxidativa es debido a la precipitación de la proteína de Tamm-Horsfall con la mioglobina, en condiciones fisiológicas, la mioglobina es reabsorbida por las células del túbulo renal, pero cuando la presencia de este pigmento excede la capacidad reabsortiva, precipita en los túbulos como cilindros pigmentarios2, formando los cilindros hialinos, disfunción endotelial y daño tisular por múltiples citocinas, TNF-α, tromboxano A2 y endotelina; esto activa el sistema nervioso simpático, el sistema renina-angiotensina-aldosterona y liberación de vasopresina, que todos juntos disminuyen el gasto urinario2. Finalmente, el componente hemo de la mioglobina causa daño oxidativo a nivel tubular nivel gracias a la producción de hierro activa inducida radicales de oxígeno1–6.

La expresión clínica varía desde formas asintomáticas hasta desequilibrio electrolítico, síndrome de dificultad respiratoria, DRA, coagulación intravascular diseminada y falla multiorgánica7. La presentación clínica más frecuente es dolor muscular 84%, debilidad 73% e hinchazón muscular 8,1%, hasta el 80% orina obscura4.

Las infecciones es una causa poco común de RBD aproximadamente el 5% de los casos y estos desarrollan DRA en el 33-50% de las ocasiones8. En la literatura existen pocos casos reportados de RBD causado por CD, la Food and Drug Administration (FDA) ha reportado 9 casos hasta la fecha9, Muralikrishna et al., reportaron el primer caso de RBD causada por CD; un varón de 57 años con antecedentes de síndrome de intestino irritable con diarrea, se confirmó CD mediante ELISA de muestra fecal con el test positivo para las toxinas A y B, con elevación de CK>25.300UI/l y elevación de la mioglobina urinaria. El paciente fue tratado con hidratación intravenosa, metronidazol y vancomicina oral. Sus síntomas se resolvieron por completo, fue dado de alta una semana después de la admisión10. Los casos de la FDA eran varones entre 50-59 años de edad. En cuanto a las comorbilidades 8 de estos 9 pacientes eran postrasplantados, con dislipidemia y acidosis metabólica, y otro paciente con artritis reumatoide. Todos los casos utilizaron prednisona y 6 pacientes (66,77%) utilizaron: bicarbonato de sodio, simvastatina, dalteparina y darbepoetina. En cuanto a la presentación clínica el 88,89% (8 pacientes) cursaron con DRA, el 55,56% (5 pacientes) con miopatía e hiperkalemia y solo el 33% presentó diarrea9. La combinación de fármacos con riesgo de RDM, inmunosupresión por esteroides, enfermedad renal crónica o hepatopatía crónica en nuestro paciente son ya factores de riesgo conocidos para CD, pero poco se sabe sobre el riesgo de desarrollar RDM. El mecanismo por el cual RBD por CD es incierto, pero el efecto citotóxico directo de las toxinas de CD sigue siendo la posibilidad más probable10. La descripción de casos adicionales con RBD y DRA por CD ayudaría a la comprensión de los mecanismos fisiopatológicos de esta grave complicación y estandarización de manejo.

Bibliografía
[1]
M. Madrazo Delgado.
Ischemic rhabdomyolysis and acute renal failure.
Rev Esp Anestesio l Reanim, 54 (2007), pp. 425-435
[2]
X. Bosch, E. Poch, J.M. Grau.
Rhabdomyolysis and acute kidney injury.
N Engl J Med, 361 (2009), pp. 62-72
[3]
Darras BT. Rhabdomyolysis. En: UpToDate: Patterson MC, editor. UpToDate. Waltham; 2018.
[4]
J.R. Nance, A.L. Mammen.
Diagnostic evaluation of rhabdomyolysis.
Muscle Nerve, 51 (2015), pp. 793-810
[5]
G. Cervellin, I. Comelli, M. Benatti, F. Sanchis-Gomar, A. Bassi, G. Lippi.
Non-traumatic rhabdomyolysis: Background, laboratory features, and acute clinical management.
Clin Biochem, 50 (2017), pp. 656-662
[6]
G. Navarro-Blackaller, J.S. Chávez-Iñiguez.
Daño renal agudo secundario a rabdomiolisis por hipofosfatemia severa, reporte de caso.
Rev Med MD, 6 (2015),
[7]
G. Efstratiadis, A. Voulgaridou, D. Nikiforou, A. Kyventidis, E. Kourkouni, G. Vergoulas.
Rhabdomyolysis updated.
Hippokratia, 11 (2007), pp. 129-137
[8]
D. Alaygut, M. Torun Bayram, B. Kasap, A. Soylu, M. Türkmen, S. Kavukcu.
Rhabdomyolysis with different etiologies in childhood.
World J Clin Pediatr, 6 (2017), pp. 161-168
[9]
eHealth me Analysis. Predictions. Tests. Community. (2018, Marzo) [consultado 14 May 2018]. Disponible en: https://www.ehealthme.com/extended/cs/clostridium-difficile-colitis/rhabdomyolysis/
[10]
S. Muralikrishna, S. Kalala, E. Wold, E. Lebovics, S. Peterson.
Clostridium difficile colitis causing rhabdomyolysis.
Am J Gastroenterol, 100 (2005), pp. 164-268
Copyright © 2018. Sociedad Española de Nefrología
Idiomas
Nefrología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.