Información de la revista
Vol. 28. Núm. 1.Febrero 2008
Páginas 1-121
Vol. 28. Núm. 1.Febrero 2008
Páginas 1-121
DOI:
Acceso a texto completo
Cistitis enfisematosa en un paciente trasplantado renal
Emphysematous cystitis in a patient with renal transplant
Visitas
...
Victoria González Martína, E.. Rodrigoa, M.. Ariasa, P.. Lastraa
a Servicio de Nefrolog??a y Radiodiagn??stico, Hospital Universitario Marqu??s de Valdecilla, Santander, Santander, Espa??a,
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Describimos el caso de una paciente trasplantada renal que desarrolla un dolor abdominal hipogástrico y una infección urinaria. Tras realizarse una radiografía abdominal y, posteriormente, una tomografía axial computerizada, se observó una colección de aire en la pared vesical. La cistitis enfisematosa es una rara complicación de la infección urinaria, más prevalente en pacientes con diabetes mellitus. Es importante tratarlo a tiempo para evitar posibles complicaciones.
We describe a renal transplant patient who developed an abdominal pain in the hypogastrium area and a urinary tract infection. An abdominal RX, and later, a computerized tomography showed an air collection in the bladder wall. Emphysematous cystitis is a rare complication of the urinary tract infection, more frequently in patients with diabetes mellitus. It is important to treat it since the beginning, so we can avoid several complications.
Texto completo

Sr. Director:

Presentamos el caso de una mujer de 69 años, trasplantada renal, entre cuyos antecedentes personales destacan diabetes mellitus tipo 2 de once años de evolución, con repercusión visceral (retinopatía y nefropatía), hipertensión arterial e insuficiencia renal crónica secundaria a nefropatía diabética. El trasplante renal se desarrolló sin complicaciones inmediatas, alcanzando buena función del injerto el séptimo día postrasplante, con una creatinina sérica de 1,4 mg/ml.

Durante el seguimiento, y a raíz de un dolor abdominal inespecífico localizado en área hipogástrica en el segundo mes tras el trasplante, se realizó una tomografía axial computerizada (TAC), en la que se observó una colección de aire en la pared interna de la vejiga1, sin observarse en ese momento anomalías en el injerto (fig. 1). La paciente estaba totalmente asintomática, a excepción de una infección urinaria causada por E. Coli, que fue tratada con ertapenem durante dos semanas. Veinte días más tarde se realizó una nueva TAC, en la que la vejiga aparecía completamente normal, desapareciendo por completo la colección de aire. Durante más de dos semanas la paciente fue portadora de una sonda uretral, que se retiró tras la normalización de la imagen radiológica.

DISCUSIÓN

La cistitis enfisematosa es una complicación rara de la infección del tracto urinario, caracterizada por la formación espontánea de gas en la pared de la vejiga o en el interior de ella. Más del 50% de los pacientes son diabéticos y el 62,2% son mujeres. Otros factores de riesgo son la presencia de vejiga neurógena y las infecciones de orina de repetición3. El mecanismo por el cual se forma el gas es aún desconocido, aunque existen varias teorías, como la posible fermentación de la glucosa en la orina. Los síntomas aparecen únicamente en el 53,3% de los casos, siendo los más frecuentes el dolor abdominal (65%) y la hematuria (82%), siendo menos frecuente la presencia de fiebre, escalofríos, náuseas y vómitos. En los pacientes con trasplante renal la cistitis enfisematosa no es frecuente, a pesar del elevado número de pacientes diabéticos que se someten a dicho procedimiento. E. Coli y Klebsiella pneumoniae, microorganismos productores de gas, son los agentes etiológicos más frecuentes. Habitualmente tiene buen pronóstico con tratamiento antibiótico y buen control glucémico2, excepto en aquellos pacientes que presentan disfunción orgánica a nivel sistémico. La duración del tratamiento depende de la respuesta clínica del paciente, siendo necesario tratamiento antibiótico durante una media de diez días4.

Es importante sospechar esta patología, especialmente en pacientes diabéticos que presentan infección urinaria, de manera que se pueda tratar a tiempo y evitar así una posible repercusión sistémica, como la bacteriemia, que ocurre en el 54 % de los pacientes. Una radiografía simple de abdomen y/o una TAC abdominal5 es suficiente para descartar esta patología.

Figura 1.

Bibliografía
[1]
Tang SC, Chu FS, Au WM, Lai KN. Emphysematous cystitis. Am J Kidney Dis Aug; 48 (2): e 11-2, 2006.
[2]
Bobba RK, Arsura EL, Sarna PS, Sawh AK. Emphysematous cystitis: an unusual disease of the genito-urinary system suspected on imaging. Ann Clin Microbiol Antimicrob Oct 5; 3: 20, 2004.
[3]
Akalin E, Hyde C, Schmitt G, Kaufman J, Hamburger RJ. Emphysematous cystitis and pyelitis in a diabetic renal transplant recipient. Transplantation Oct 15; 62 (7): 1024-6, 1996.
[4]
Grupper M, Krautsov A, Potasman I. Medicine (Baltimore) Jan; 86 (1): 47-53, 2007.
[5]
Mokkabberi R, Ravakhah K. Emphysematous urinary tract infections: diagnosis, treatment and survival. Am J Med Sci Feb; 333 (2): 111-6, 2007.
Idiomas
Nefrología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?