Información de la revista
Vol. 35. Núm. 5.Septiembre - Octubre 2015
Páginas 421-516
Vol. 35. Núm. 5.Septiembre - Octubre 2015
Páginas 421-516
Carta al Director: Comunicaciones breves de investigación clínica
Open Access
Evolución general de receptores de trasplante renal con hepatitis C, en el hospital provincial de Camagüey, Cuba
Overall outcomes in kidney transplant recipients with hepatitis C in a district hospital in Camagüey, Cuba
Visitas
...
Dashiel Millet Torresa, Leonardo Curbelo Rodríguezb, Francisco Ávila Riopedreb, Milene Benítez Méndezc, Francisco Prieto Garcíad,
Autor para correspondencia
a Servicio de Nefrología, Hospital Municipal Nuevitas, Camagüey, Cuba
b Servicio de Nefrología, Hospital Universitario Manuel Ascunce Doménech, Camagüey, Cuba
c Servicio de Medicina General Integral, Hospital Universitario Manuel Ascunce Doménech, Camagüey, Cuba
d Área Académica de Ciencias Ambientales, Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Pachuca, Hidalgo (México)
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (3)
Tabla 1. Distribución según edad y sexo. Servicio de Nefrología. Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech. Camagüey. Años 2011-2012
Tabla 2. Causas de pérdida de la función del Injerto. Servicio de Nefrología. Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech. Camagüey. Años 2011-2012
Tabla 3. Principales causas de mortalidad. Servicio de Nefrología. Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech. Camagüey. Años 2011-2012
Mostrar másMostrar menos
Texto completo
Sr. Director:

La infección por virus de hepatitis C (VHC) es en uno de los principales problemas que impactan de forma negativa los resultados en trasplante renal (TR)1. Con nuevos inmunosupresores se han mejorado los resultados a corto plazo. El pronóstico a más largo plazo no lleva trayectoria paralela y existe controversia sobre la mejoría en las tasas de supervivencia y evolución de estos pacientes. La infección por VHC puede ser una de las barreras que expliquen, al menos en parte, estos hechos2. El TR puede modificar el curso de la hepatopatía por VHC y ensombrecer el pronóstico de estos enfermos3.

Se ha planteado que la muerte del paciente con injerto funcionante es la primera causa de pérdida del TR en etapa tardía, a la vez que el fallecimiento por afecciones hepáticas se sitúa, en casi todos los reportes, entre la cuarta y quinta causa de defunción en esta población. Se ha demostrado que receptores que presentan VHC tienen mayor incidencia de infecciones graves oportunistas, diabetes mellitus postrasplante y enfermedades glomerulares, incluyendo la nefropatía crónica del injerto. El fallo hepático es el responsable del 8-28% de las muertes a largo plazo en el TR1.

Se conoce que del 7 al 24% de los receptores de un TR tienen anormalidades bioquímicas en la función hepática; el 50% de estas obedecen a infecciones producidas por virus de hepatitis B, citomegalovirus, virus de Epstein-Barr, procesos tóxicos por fármacos como la azatioprina, el micofenolato mofetil, la ciclosporina A, el tacrolimus, por el abuso de alcohol, la hemosiderosis y por las enfermedades neoplásicas que afectan al hígado. El otro 50% de la enfermedad hepática en pacientes que viven con un aloinjerto renal es causado por el VHC4. Es importante destacar que entre el 70 y el 95% de los pacientes trasplantados con VHC positivo tienen infección activa, probablemente debida al tratamiento inmunosupresor.

La infección VHC es frecuente en pacientes con insuficiencia renal terminal en hemodiálisis, con prevalencia que varía del 10 al 65%, dependiendo del área geográfica. En Francia existe una prevalencia del 10,4% de pacientes incluidos en programa de diálisis, mientras que en Estados Unidos, Japón e Italia la prevalencia alcanza el 14, 14,8 y el 20,6%, respectivamente5. El 30% de los enfermos renales crónicos en espera de un TR en España presentan anticuerpos para virus C positivo (anti-VHC +). Según el Registro Español de Nefropatía Crónica del Injerto, en los últimos años se ha observado un descenso significativo de prevalencia de esta infección en enfermos con trasplante (6%), lo que contribuye a optimizar resultados a más largo plazo6.

En países donde la infección es endémica (Egipto, Japón y sudeste asiático), aproximadamente el 50% de la población en diálisis está infectada. Incluso en países con baja prevalencia del VHC, como Inglaterra o Nueva Zelanda, oscila entre 3 y 5%, lo que supone una tasa 10 veces superior a la población general7.

En Latinoamérica la prevalencia de VHC en hemodiálisis es variable. En México, Brasil y Colombia es del 67, 52 y 53% respectivamente, en Cuba el 52% de los pacientes que reciben hemodiálisis presenta VHC positivo8. En el Servicio de Hemodiálisis del hospital de Camagüey (Cuba) la mitad de los pacientes adquirieren la infección entre 6 y 12 meses después de iniciada la hemodiálisis y los factores de riesgo más frecuentes son las trasfusiones sanguíneas y la reutilización de dializadores. En estos momentos existe una prevalencia de VHC en hemodiálisis del 58,66% y, de pacientes reportados como aptos para TR, el 63% presenta VHC adquirida en hemodiálisis.

Se realizó un estudio de cohorte para comparar la evolución general de receptores de TR con VHC adquirida en hemodiálisis, con respecto a receptores que no la presentan, en el Servicio de Nefrología del Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech de Camagüey (Cuba), en el periodo de 01/2003 a 12/2012. Un universo constituido por todos los pacientes que recibieron TR, de los cuales se tomaron como muestra 137 pacientes (tabla 1) que cumplieron con los criterios de inclusión.

Tabla 1.

Distribución según edad y sexo. Servicio de Nefrología. Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech. Camagüey. Años 2011-2012

Grupos etarios  MasculinoFemeninoTotal
  N.°  N.°  N.° 
15-29  16  11,7  6,6  25  18,2 
30-44  28  20,4  22  16,1  50  36,5 
45-59  35  25,5  14  10,2  49  35,8 
60 y más  6,6  2,9  13  9,5 
Total  88  64,2  49  35,8  137  100 

Se observó alta prevalencia del VHC en población trasplantada, mayor tendencia a desarrollar diabetes mellitus postrasplante y rechazo agudo en receptores con VHC positivo. El fallecimiento del paciente y el rechazo agudo constituyeron las causas más frecuentes de pérdida de la función del injerto. La enfermedad cardiovascular y la sepsis generalizada fueron las causas más frecuentes de mortalidad. Se observó menor supervivencia del injerto y receptor en pacientes con VHC. Predominaron pacientes trasplantados de 30-44 años, de sexo masculino. La prevalencia del VHC en población trasplantada fue alta. Se observó mayor tendencia a desarrollar diabetes mellitus postrasplante y rechazo agudo en receptores portadores del VHC. El fallecimiento del paciente y el rechazo agudo constituyeron las causas más frecuentes de pérdida de la función de injerto en ambos grupos. La enfermedad cardiovascular y la sepsis generalizada fueron las causas más frecuentes de mortalidad, con mayor número de casos en pacientes con VHC positivo. Los receptores con VHC positivo presentaron tendencia a una menor supervivencia del injerto y del paciente (tablas 2 y 3).

Tabla 2.

Causas de pérdida de la función del Injerto. Servicio de Nefrología. Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech. Camagüey. Años 2011-2012

  VHC positivo  VHC negativo 
Fallecido con riñón funcionante  14  20,9  11  15,7 
Rechazo agudo  13  19,4  10  14,3 
Disfunción crónica del injerto  10  14,9  11,4 
Total  37  55,2  29  41,4 
Tabla 3.

Principales causas de mortalidad. Servicio de Nefrología. Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech. Camagüey. Años 2011-2012

  VHC positivo  VHC negativo 
Enfermedades cardiovasculares  13  19,4  12,8 
Sepsis generalizada  8,9  5,7 
Enfermedad hepática crónica  4,5  1,4 
Enfermedades cerebrovasculares  3,0  1,4 
Total  26  38,8  17  24,1 
Bibliografía
[1]
A. Behzad-Behbahani, A. Mojiri, S.Z. Tabei, A. Farhadi-Andarabi, R. Pouransari, R. Yaghobi, et al.
Outcome of hepatitis B and C virus infection on graft function after renal transplantation.
Transplant Proc., 37 (2006), pp. 3045-3047
[2]
B.J.G. Pereira.
Hepatitis C infection and post-transplantation liver disease.
Nephrol Dial Transplant, 10 (2005), pp. 58-67
[3]
M. Pascual, T. Theruvath, T. Kawai, N. Tolkoff-Rubin, A.B. Cosimi.
Strategies to improve long-term outcomes after renal transplantation.
N Engl J Med, 346 (2002), pp. 580-590
[4]
KDIGO.
Clinical practice guidelines for the prevention, diagnosis, evaluation, and treatment of hepatitis C in chronic kidney disease. Guideline 4: Management of HCV-infected patients before and after kidney transplantation.
Kidney Int, 73 (2008), pp. S53-S68
[5]
F. Fabrizi, P. Martín, C. Ponticelli.
Hepatitis C virus infection and renal transplantation.
Am J Kid Dis, 38 (2009), pp. 919-934
[6]
J.M. Morales, J.M. Campistol, A. Andres, J.L. Rodicio.
Glomerular diseases in patients with hepatitis C virus infection after renal transplantation.
Curr Opin Nephrol Hypertes, 6 (2002), pp. 511-515
[7]
N. Kamar, J. Izopet, L. Alric, C. Guilbeaud-Frugier, L. Rostaing.
Hepatitis C virus-related kidney disease: An overview.
Clin Nephrol., 69 (2008), pp. 149-160
[8]
B.J. Pereira, E.L. Milford, R.L. Kirkman, A.S. Levey.
Transmission of hepatitis C virus by organ transplantation.
N Engl J Med, 325 (2006), pp. 454-460
Copyright © 2015. The Authors
Idiomas
Nefrología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?