Información de la revista
Vol. 26. Núm. 5.Octubre 2006
Páginas 527-650
Vol. 26. Núm. 5.Octubre 2006
Páginas 527-650
Acceso a texto completo
MICROANGIOPATÍA TROMBÓTICA ASOCIADA A INFECCIÓN POR CITOMEGALOVIRUS COMO MANIFESTACIÓN CLINICA INICIAL DE PRIMOINFECCIÓN POR VIH
Cytomegalovirus infection-associated thrombotic microangiopathy as the first clinical manifestation of HIV primary infection
Visitas
...
V Esteve Nefrología Consorci Sanitari Terrassa, E Reynaga Medicina Interna Consorci Sanitari Terrassa, X De las Cuevas Nefrología Consorci Sanitari Te
Información del artículo
Texto completo
 

MICROANGIOPATÍA TROMBÓTICA ASOCIADA A INFECCIÓN POR CITOMEGALOVIRUS COMO MANIFESTACIÓN CLINICA INICIAL DE PRIMOINFECCIÓN POR VIH

V. Esteve, E. Reynaga 1, X. De las Cuevas.

Servicio de Nefrología. Servicio de Medicina Interna1. Consorci Sanitari de Terrassa.

Estimado Sr. Director:

La microangiopatía trombótica incluye dos entidades, la púrpura trombótico - trombocitopénica (PTT) y el síndrome hemolítico urémico (SHU), ambas caracterizadas por la presencia de trombopenia y anemia hemolítica microangiopática asociada a lesiones en diversos órganos(1,2).

Un paciente de 28 años de edad, sin antecedentes patológicos de interés ni hábitos tóxicos conocidos, había acudido a su médico de cabecera tres semanas antes por febrícula y odinofagia, orientándose como cuadro de faringoamigdalitis aguda e iniciando tratamiento médico con ibuprofeno y amoxicilina ¿ clavulánico durante una semana. Por persistencia de astenia y malestar general se inició estudio ambulatorio, destacando en una analítica realizada únicamente alteración de las enzimas hepáticas sugestivas de hepatitis aguda (GOT 2065 U/L, GPT 3290 U/L). Las serologías cursadas para virus de Epstein Barr (VEB), citomegalovirus (CMV), virus de la hepatitis A (VHA), hepatitis B (VHB) y hepatitis C (VHC) fueron todas ellas negativas. Unas serologías realizadas dos meses antes con motivo de una donación sanguínea voluntaria habían resultado negativas para lúes, VHB, VHC y virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Acudió al hospital por empeoramiento del estado general y vómitos. En la exploración física inicial destacaba febrícula, ictericia conjuntival y presencia de petequias en cara, tronco y ambas extremidades superiores. El hemograma mostraba 11.000 Leucos con fórmula normal, hemoglobina 14.2 g/100 ml, Hematocrito 41% y 12.000 plaquetas, con pruebas de coagulación normales. En la bioquímica sanguínea existía insuficiencia renal sin alteraciones en el ionograma (urea 67.9 mg/ dL, creatinina 3.3 mg/dL), alteración de enzimas hepáticos (GOT 163 U/L, GPT 229 U/L, GGT 130 U/L), elevación importante de los niveles de LDH (4460 U/L ) y bilirrubina total (6.25mg/dL). La extensión en sangre periférica mostró esquistocitos. La exploración neurológica inicial era normal, presentando a las pocas horas de su llegada al hospital fiebre, anemización importante (Hemoglobina 7.9 g/ 100 mL, Hto 24%) y rápido deterioro neurológico con desorientación temporo ¿ espacial, agitación psicomotriz, afasia de expresión y hemiparesia braquial derecha. El paciente fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos, siendo necesaria la instauración de drogas vasoactivas para el control hemodinámico, ventilación mecánica no invasiva e inicio de hemodiálisis por oligoanuria y sobrecarga de volumen. Un TAC craneal no mostró alteraciones significativas. Se inició tratamiento antibiótico de amplio espectro con piperacilina ¿ tazobactam, transfusión de varios concentrados de hematíes, bolus de corticoides e infusión seriada de plasma fresco congelado. Los cultivos bacteriológicos realizados en sangre y orina , así como el estudio inmunológico, que incluía la determinación de Ac anti MBG, Ac- anticardiolipina, ANA, ANCA, dosificación de inmunoglobulinas y complemento, resultó negativo. El fondo de ojo reglado mostró lesiones compatibles con vasculitis microangiopática y posteriormente se confirmó una antigenemia IgM positiva para CMV y una serología positiva para VIH mediante las técnicas de enzimoinmunoanálisis y Western ¿ Blot con carga viral de 720 copias/ mL y población linfocitaria de CD4 de 754 m/L. A los pocos días el paciente evolucionó de forma satisfactoria, sin evidencia de déficit neurológico, con normalización del número de plaquetas y cifras de hemoglobina, disminución significativa de los valores plasmáticos de LDH, desaparición de esquistocitos en sangre periférica y recuperación ¿ad integrum¿ de la función renal. Se decidió cobertura antiviral con Ganciclovir durante tres semanas e inicialmente se demoró el tratamiento antiretroviral por la carga viral y el número de linfocitos. Posteriormente el paciente fue dado de alta hospitalaria.

El hallazgo de anemia hemolítica con hematíes fragmentados, trombocitopenia con pruebas de coagulación normales, fiebre, trastornos neurológicos e insuficiencia renal constituyen los cinco datos clásicos inicialmente descritos por Moskowitz de la PTT(3). Afecta más a adultos jóvenes y es característica la particular predilección por el sistema nervioso central, encontrando desde cambios leves en el estado mental hasta signos focales fluctuantes e incluso situaciones de coma. En adultos, constituye una entidad infrecuente, con diversas formas de presentación y un pronóstico no tan favorable. A pesar de que la mayoría son idiopáticas, un gran número de entidades se han visto asociadas a este proceso. Las principales causas conocidas engloban factores genéticos (deficiencia de Factor V de Leiden, déficit de ADAMTS 13), procesos neoplásicos, anticonceptivos, diversos fármacos inmunosupresores, enfermedades sistémicas de origen inmunológico e infecciones, tanto víricas como bacterianas(4-8).

La mayoría de las infecciones por CMV en la población general son asintomáticas. La primoinfección sintomática en adultos inmunocompetentes cursa con un cuadro de astenia, febrícula y malestar general que suele acompañarse de alteraciones hepáticas. En los pacientes inmunocomprometidos la afectación por CMV suele ser sintomática y aparece en estados avanzados de inmunosupresión, siendo la afectación retiniana, gastrointestinal, suprarrenal y del SNC particularmente graves y frecuentes(11,12). El diagnóstico de las infecciones por CMV se comprueba mediante el aislamiento y la identificación del virus, si bien un método útil para diferenciar las primoinfecciones de las reactivaciones lo constituye la serología(13), siendo los resultados difíciles de interpretar, dada la elevada prevalencia de CMV en la población asintomática.

La PTT constituye una causa importante de fracaso renal agudo en pacientes VIH(14,15). Puede aparecer asociada al propio virus o bien como consecuencia de una infección oportunista en un paciente VIH. La presencia de PTT en éstos ultimos casos, le confiere un peor pronóstico, con una elevada mortalidad asociada(16,17) . El uso de las terapias plasmáticas ha modificado el pronóstico y la supervivencia de las microangiopatías de forma considerable(18). A pesar del tratamiento son frecuentes las recidivas, requiriendo entonces nuevas tandas de tratamiento. La plasmaféresis constituye un tratamiento útil en aquellos casos primarios o idiopáticos, mientras que el uso de infusiones de plasma fresco congelado parece resultar eficaz en los casos secundarios, especialmente en aquellos con infección por VIH(19-21).

En resumen, describimos el caso de un paciente diagnosticado casualmente de una primoinfección por VIH tras presentar como manifestación clínica inicial, una microangiopatía trombótica asociada a una infección aguda por citomegalovirus, en base a los hallazgos clínicos y los datos de laboratorio descritos anteriormente y ante la ausencia de manifestaciones clínicas y datos de laboratorio sugestivos de enfermedad sistémica autoinmune, que presentó una evolución clínica favorable tras tratamiento antiviral, infusión de plasma fresco congelado y corticoides. Tras el hallazgo casual en nuestro paciente, se debería valorar siempre la infección por VIH entre las potenciales causas de PTT, así como considerar la determinación del VIH de forma rutinaria como parte inicial en el despistaje de dicha enfermedad.

BIBLIOGRAFÍA

1.- Ruggenenti P, Noris M, Remuzzi G. Thrombotic microangiopathy, hemolytic uremic syndrome and thombotic thrombocytopenic purpura. Kidney Int 60 (3): 831- 46. 2001.

2.- Remuzzi G. HUS and TTP: Variable expression of a single entity. Kidney Int 32 (2): 292 - 308. 1987.

3.- Amorosi E, Ultmann J. Thrombotic thrombocytopenic purpura: Report of 16 cases and a review of the literature. Medicine (Baltimore) 45: 139. 1966.

4.- Tostivint I, Mougenot B, Flahault A, Vigneau C, Cosata MA, Haymann JP, Sraer JD, Rondeau E. Adult haemolytic syndrome and uraemic syndrome: Causes and prognostic factors in the last decade. Nephrol Dial Transplant 17 (7):1228-34. 2002.

5.- Remuzzi G, Galbusera M, Noris M. Von Willebarnd factor cleaving protease (ADAMTS 13) is defficient in recurrent and familial thrombotic thrombocytopenic purpura and haemolytic uraemic syndrome. Blood 100 (3): 778 - 85. 2002.

6.- Gottschall JL, Neahring B, McFarland, JG et al. Quinine induced immune thrombocytopenia with haemolytic uremic syndrome: Clinical and serological findings in nine patients and review of the literature. Am J Hematol 47 (4): 283 - 89. 1994.

7.- Badesha PS, Salkayen MG. Haemolytic uremic syndrome as a presenting form of HIV infection. Nephron 72 (3): 472-5. 1996.

8.- Constantinescu Ar, Bitzan M, Weiss LS, Christen E, Kaplan BS, Cnaan A, Trachtmann H. Non enteropathic hemolytic uremic syndrome: causes and short-term course. Am J Kidney Dis 43 (6): 976-82. 2004.

9.- Crowley B, Dempsey J, Olujohungbe A, Khan A, Mutton K, Hart CA. Unusual manifestations of primary cytomegalovirus infection in patients withouit HIV infection and without organ transplants. J Med Virol 68 (2): 237-40. 2002.

10.- Bonnet F, Neau D, Viallard JF, Morlat P, Ragnaud JM et al. Clinical and laboratory findings of cytomegalovirus infections in 115 hospitalized non. Inmmunocompromised adults. Ann Med Interne (Paris) 152 (4): 227-35. 2001.

11.- Bonnet F, Neau D, Viallard JF, Morlat P, Ragnaud JM, Dupon M et al. Hematologycal and inmunologic manifestations of primary cytomegalovirus infections in non- inmunocompromised hospitalized adults. Rev Med Interne 21 (7): 586-94. 2000.

12.- Becker S, Fusco G, Fusco J, Balu R, Gangjee S, Brennan C, Feinberg J. HIV-associated thrombotic microangiopaty in the era of highly active antiretroviral therapy: an observational study. Clin Infect Dis 39, suppl 5: 67-75. 2004.

13.-Abraham B, Baud O, Bonnet E, Roger PM, Chossat I, Merle C, Reynes J, Groupe Infection ¿sud. Thrombotic microangiopaty during HIV infection. A retrospective study performed in infectious disease units in southern France. Presse Med 30 (12): 581-5. 2001.

14.- Ucar A, Fernandez HF, Byrness JJ, Lian EC, Harrington WJ Jr. Thrombotic microangiopaty and retroviral infection: a 13 ¿year experience. Am J Hematol 45(4): 304-9.1994.

15.- Peraldi MN, Maslo C, Akposso K, Mougneot B, Rondeau E, Sraer JD. Acute renal failure in the course of HIV infection: a single-institution retrospective study of ninety-two patients and sixty renal biopsies.

16.- Thompson CE, Damon LE, Ries CA, Linker CA. Thrombotic microangiopaty in the 1980´s: clinical features, response to treatment and the impact of the human inmunodefficiency virus epidemic. Blood 80 (8): 1890-5. 1992.

17.- Rothele E, Krumme B, Rump LC. Design of the prospective randomised study for the treatment of patients with thrombotic microangiopaty. PRODROMI Study Group. Ther Apher. 4(5): 327-31. 2000.

18.- Nguyen TC, Stegmayr B, Busund R, Buchman TE, Carcillo JA. Plasma therapies in thrombotic syndromes. Int J Artif Organs 28 (5): 459-65. 2005.

19.- Novtzky N, Thomson J, Abrahams L, Toit C, Mc Donald A. Thrombotic thrombocytopenic purpura in patients with retroviral infection is highly responsive to plasma infusion therapy. British J Hematol 128 (3): 373. 2005.

Idiomas
Nefrología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?